CrónicasEn voz altaFeatured

El desliz surafricano de De Mistura:  Banalizar la misión de la ONU

Buscar un problema a una solución

Said Jedidi es periodista y escritor, embajador de la paz por el Circulo Universal de Embajadores de la Paz y presidente nacional (Marruecos) de la Asociacipn mundial de escritores en español

Hasta ahora no hay ninguna explicación « potable » al misterioso viaje a África del Sur del enviado personal del secretario general de la ONU, Steffan de Mistura, para el Sahara marroquí. De hecho, no es fácil ni lógico que exista esta explicación.

Tanto más que, como lo escribió ayer el primer secretario del Movimiento Saharaui para la Paz (MSP), Hay Ahmed Baricala “Sudáfrica es el segundo y más importante aliado con el que cuenta el Polisario, tan solo por detrás de Argelia. Su intromisión en el contexto actual, salvo que sea para persuadir al Polisario a acudir a la mesa redonda y respetar el alto el fuego, solo puede tener efectos adversos, complicando aún más la ya de por sí difícil misión del Enviado de la ONU”.
Ahora bien, este desafortunado viaje y su finalidad se van a quedar en agua de borrajas porque más parece a un intento de banalizar una misión onusiana que otra cosa.
Por lo tanto, como indicó el embajador representante permanente de Marruecos ante la ONU, Omar Hilal, « Marruecos recordó al viajero a Pretoria los fundamentos de su mandato, que son su carta de nombramiento por el secretario general de la ONU, que especifica que debe trabajar exclusivamente con las cuatro partes interesadas en el proceso político, así como las resoluciones del Consejo de Seguridad desde 2007, entre ellas la Resolución 2703 del pasado 30 de octubre ».
“Estas resoluciones, puntualizó Hilal en una entrevista a la MAP, no hacen referencia alguna a Sudáfrica, y menos aún a un pretendido papel o contribución de este país al proceso político. Enumerando al enviado personal los múltiples elementos que descalifican a Sudáfrica de cualquier interferencia en el dossier del Sáhara marroquí, urge recordar que este país reconoce la entidad quimérica y apoya al «polisario» política, diplomática, mediática y militarmente”.
Por todas estas razones, Marruecos nunca permitirá que Sudáfrica desempeñe algún papel en el asunto del Sáhara marroquí. Pretoria ha sido y sigue siendo tóxica para la cuestión del Sáhara marroquí. El Sr. De Mistura acaba de complicar su misión hasta el punto de volverla imposible.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page