América LatinaCrónicasFeatured

EL DESTINO DE LOS CIENTÍFICOS EN RUSIA Dr. Mario H. Concha Vergara, PhD. – Docente – Chile

Opinión

 

El 30 de junio de este año el destacado científico ruso, director del Laboratorio de Óptica Cuántica de la Universidad Estatal de Novosibirsk, Dmitry Kolker, fue detenido por agentes del FSB (Servicio Federal de Seguridad de Rusia) una especie de Gestapo a las órdenes de Putin, mientras trataba de luchar en contra de un cáncer en una clínica, deteniéndolo con cargos de traición. El 2 de julio el profesor Kolker murió en extrañas circunstancias.

« Los culpables de la muerte de nuestro colega rindan cuentas » manifestaron, airadamente, los colegas de Kolker todos miembros de la Academia Rusa de Ciencias (RAS), expresando su indignación  por el trato que dio el FSB al científico. El organismo de “inteligencia” acusaba a Kolker de filtrar secretos de Estado a China. El grupo RAS publicó una foto de un informe de expertos de un instituto RAS que concluye que las conferencias de óptica que Kolker dio en China en 2018 no incluían información clasificada de la que era acusado infamemente.

Según nuestra información tres días antes del arresto de Kolker, el FSB arrestó a otro investigador en Siberia, Anatoly Maslov, de 75 años, un aerodinamista del Instituto Khristianovich de Mecánica Teórica y Aplicada, quien enfrenta hasta 20 años de prisión por cargos de traición que no han sido probados. Más de 30 científicos habían sido acusados de traición desde 2000. El periódico independiente de Moscú Novaya Gazeta  en una investigación de 2020 encontró que trabajaron en hipersónica, un área de investigación en el centro de una nueva carrera armamentista.

Para el FSB los científicos son « objetivos principales » ya que tienen acceso a información confidencial y a menudo viajan a conferencias y se reúnen con colegas extranjeros, informó Ivan Pavlov, quien es  abogado defensor de la fundación del líder opositor Alexei Navalny y de varios sospechosos de traición que huyeron de Rusia después de ser detenidos por el FSB. El abogado dice que los arrestos son impulsados por incentivos perversos en el FSB, donde los agentes están ansiosos por suministrar « enemigos del Estado » a cambio de bonos y promociones que otorga Putin quien ve enemigos en todas partes.

Esto, sin duda, es « una táctica de intimidación » para que los científicos involucrados  en investigaciones consideradas más sensibles no interrumpan lo que el gobierno ruso tiene como especiales avances n su carrera armamentista en contra de occidente. Por eso Pavlov dice que la clasificación de los secretos de Estado es deliberadamente vaga lo cual no sirve, realmente, para fabricar una acusación. Por ejemplo Viktor Kudryavtsev, ingeniero aeroespacial quien  colaboró con investigadores europeos en un proyecto de hipersónica, fue arrestado en 2018 “a pesar de que un panel de revisión militar había aprobado previamente el trabajo”; la FSB, sin embargo, clasificó el trabajo 5 años después de que el proyecto terminó como “una traición a la patria”.

Durante mucho tiempo, dice David Holloway, historiador del programa nuclear soviético en la Universidad de Stanford dice que  “La relación entre los científicos y los servicios de seguridad rusos ha sido tensa”. En la era soviética, « ciertamente había un incentivo para encontrar personas culpables y objetivos que cumplir »,. « Si no estás arrestando gente, no estás haciendo tu trabajo ». Sin embargo, durante la Guerra Fría, los científicos aprovecharon  su utilidad en el programa de armas nucleares para obtener cierta protección con los jefes del partido. “Los físicos estaban de alguna manera protegidos por la bomba”, pues eran necesarios.

Esto es así pues que los servicios de seguridad posteriores a la Unión Soviética (URSS) siguen usando el sistema de cuotas. Pero también están « poblados por funcionarios que están tratando de construir sus carreras o ganar dinero a través de los casos que persiguen » dice Brian Taylor quien es un científico político en la Universidad de Siracusa y que estudia al FSB.

La familia de Kolker, según Alexander Fedulov, tiene la intención de limpiar el nombre del físico. Por otra parte, Yaroslav Kudryavtsev, un científico de polímeros e hijo de Viktor, también se esforzó en reivindicar a su padre en la Corte, incluso después de que murió en 2021 mientras estaba bajo restricciones de viaje ordenadas por la corte. Lamentablemente, la familia se rindió este año, después de que comenzara la invasión a Ucrania, y Rusia aprobara leyes para poner fin a la jurisdicción del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El hijo de Viktor Kudryavtev manifestó que el apoyo de la comunidad científica y de entes privados fue vital para su padre y familia pero, finalmente, y en última instancia, no pudieron hacer mucho para proteger al científico. El físico y teórico Boris Altshuler, quien es además, activista de derechos humanos en el Instituto de Físisca P.N. Lebdev de RAS manifiesta que en la época de la URSS al menos la prsión internacional de los científicos de vez en cuando podía poner en jaque a los aparatos de seguridad soviéticos. « Ahora, no estoy seguro de si el hombre (Putin) en la cima escucharía ». En otras palabras, al parecer ahora hay menos democracia en Rusia que la que hubo en el pasado con el régimen comunista.

El presidente de la RAS, Alexander Sergeev, dice que “en casa, las demostraciones públicas de apoyo se han vuelto escasas desde el comienzo de la invasión a  Ucrania y la represión gubernamental de las protestas y la disidencia. que hace solo unos años pidió públicamente que Viktor Kudryavtsev fuera liberado de la cárcel, ha guardado silencio sobre Kolker y Maslov”.

A pesar de los esfuerzos de la policía en Akademgorodok, el enclave de los institutos de investigación de Novosibirsk, los monumentos conmemorativos de corta duración y los grafitis sobre kolker y Maslov siguen apareciendo. En un bosque cercano, se grabó una nota de protesta encima de una advertencia oficial de garrapatas que decía: « Kolker y Maslov son víctimas de los ocupantes de Moscú, Siberia no es una colonia ». En otras palabras se referían indirectamente a los funcionarios  de Putin y al mismo Putin como garrapatas.

E-mail: [email protected]

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page