CrónicasFeatured

El Diario/Deontología de pandereta El separatismo es uno y común

El arte de usurpar deontologias

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a   llegar.

De manera redundante y claramente inquisitiva, ciertas prensas española reivindica deontologías, principios éticos, independencia, autofinanciación y bla…bla…ba.

Pero, como diría aquél, en España cuando se trata del tema del Sahara todo el mundo o casi se convierte en célula durmiente y lobos solitarios, creyendo que el Polisario es uno.

Para “elDiario.es” por ejemplo el separatismo es selectivo, especifico e interpretable, según el enemigo de turno y el separatista plumero.

Por ello, aquí en estos campamentos de la vergüenza no logramos entender como ex secretarios generales de partidos únicos en Argelia reafirman, en voz alta y en mayúscula, la marroquinidad del Sahara mientras que en España separatistas disfrazados de periodistas y de seudo investigadores acusan a los vecinos a falta de poder hacerlo públicamente en España.

Aquí, en Tinduf, sospechamos que estos plumeros defienden su sucio e inmoral sustento. Por ello, su ‘solidaridad” y su apoyo” va dirigido, exclusivamente a la cúpula que nos oprime a todos los saharauis.

“elDiario.es” ha vuelto a escupir sobre la inteligencia de los españoles y, de paso, de todos los amantes de la paz y de la justicia.

De hecho, no se podía esperar nada mejor de una voz de su amo.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page