FeaturedFin de Trayecto

EL FUTURO DE LA RELACIÓN ESPAÑA-MARRUECOS: HACIA UNA CADENA DE VALOR Primera Parte Por: Óscar Moreno García-Cano* Ana Fernández de Bobadilla Fernández**

(Preparado para la publicación por M.Gharbi)

Infomarruecos/Conacentomarroquí

Las relaciones económicas entre España y Marruecos han pasado de descansar en una serie de medidas económicas voluntaristas para amortiguar los conflictos políticos (teoría del colchón de intereses) a fundamentarse en un vínculo económico interdependiente y complementario, basado en la inserción en una misma cadena de valor.

   En este artículo se tratará de demostrar cómo,  a  partir  de  la  integración  económica  de  Marruecos  con  la  Unión  Europea,  España y el vecino magrebí han ido desarrollando una cadena regional de valor (CRV), especialmente relevante en el sector automoción, y que replica, en cierto modo, lo sucedido entre México y EE UU tras la entrada en vigor del NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte). Esta CRV estaría, además, posicionada de manera privilegiada de cara al futuro, dado el contexto actual de «globalización ralentizada», que estaría provocando el acortamiento de las cadenas de valor a nivel global.

Introducción:

   Las  relaciones  entre  España  y  Marruecos  se  han  caracterizado  históricamente  por  ser  particularmente complejas y conflictivas. Desde la  independencia  de  Marruecos  en  1956,  las  relaciones  bilaterales  han  estado  marcadas  por   la   existencia   de   conflictos   cíclicos.   El   contencioso del Sahara Occidental, los problemas en materia de pesca y competencia agrícola, la migración o la reclamación marroquí de Ceuta y Melilla son sucesos que reflejan estas continuas  tensiones  políticas  y  diplomáticas  entre los dos países.

   No  obstante,  a  partir  de  los  años  ochenta,  España optó por el pragmatismo y el realismo político primando los intereses mutuos y la cooperación sobre el conflicto. Esto se plasmó de manera  particular  en  1991  con  la  firma  del  Tratado    de    Amistad,    Buena    Vecindad    y    Cooperación.

  La cadena de valor como nuevo paradigma de la relación económica bilateral una de las manifestaciones más claras del proceso de globalización ha sido la fragmentación de los procesos de producción y el surgimiento  de  las  cadenas  globales  de  valor,  o  CGV (Peña, Bonet, y Moreno, 2013). Las CGV pueden definirse como el conjunto de actividades o etapas de producción que se realizan en diferentes países y que son requeridas para la elaboración y venta de bienes y servicios finales (Prades y Villanueva, 2017).

  Las relaciones comerciales entre España y Marruecos son, desde el año 2012, un ejemplo de esta nueva realidad en la economía global actual. Dichas relaciones no se basan ya en el intercambio comercial interindustrial de bienes agrícolas por manufacturas, sino en la integración de las operaciones de las empresas españolas  y  marroquíes  en  una  misma  cadena  de  valor. Esta  integración  en  la  cadena  de  valor  ha  permitido que en el periodo 2012-2018 se hayan duplicado los flujos comerciales bilaterales, tanto en exportaciones como en importaciones, hasta alcanzar, prácticamente, los 15.000 millones de euros, lo que supone el 17 % del PIB marroquí. Todo esto ha supuesto que España, hoy en día, sea el primer proveedor y cliente de Marruecos, superando a Francia como primer socio comercial desde 2012, según datos de Eurostat, y desde 2014, según datos marroquíes de Office des Changes. Además, las relaciones se han vuelto más  equilibradas  y  complementarias.  En  concreto, la tasa de cobertura comercial ha pasado del 170 % en 2012 al 115 % en mayo de 2019.   Tasa de cobertura: X/M*100, donde X son las exportaciones y M las importaciones.

 

El futuro de la relación España-Marruecos

   Con el fin de obtener una panorámica  previa  de  la  evolución  de  las  relaciones  económicas  bilaterales,  se  procederá,  en un primer momento, a la observación de los flujos comerciales y de la evolución de los índices de intensidad exportadora e importadora de ambos países con el fin de observar la especialización geográfica relativa que estos muestran. para este estudio, el periodo objeto de análisis comprenderá los años 2011 a 2018, siendo 2011  el  año  anterior  a  la  entrada  en  vigor  del  acuerdo de libre comercio (alc) de bienes industriales y a la puesta en funcionamiento de la fábrica de Renault.

  Los flujos comerciales  con  la  región  del  Magreb  muestran  un incremento significativo del 38 %. de todos los  países  analizados,  los  flujos  comerciales  con  Marruecos  presentan  la  mayor  tasa  de  crecimiento, un 51 %. de hecho, puede constatarse  que  tanto  las  exportaciones  como  las  importaciones  españolas  a  este  país  se  han  duplicado durante el periodo de análisis.

   Los índices de mayor intensidad comercial  con  España  los  obtiene  Portugal,  y  en segundo lugar, Marruecos. No obstante, se aprecia que, en el periodo analizado, dichos índices han aumentado en mayor proporción en el  caso  de  Marruecos  que  en  el  de  Portugal.  Además, los flujos comerciales españoles son más intensos con la región del Magreb, por el peso relativo de Marruecos, que con el conjunto de la Unión Europea y por supuesto que con China y Brasil.

   En  general,  los  datos  anteriores  denotan  una  importancia  significativamente  elevada  y  creciente de Marruecos en los flujos comerciales españoles, tanto en lo que se refiere a las exportaciones como a las importaciones.

El futuro de la relación España-Marruecos

  De acuerdo con los datos analizados, el índice  de  Grubel-lloyd  muestra  un  incremento  del  comercio  intraindustrial  en  el  comercio  de  los bienes del capítulo 87, pasando de un 34 % en  el  año  2011  a  un  67  %  en  2018.  de  este  modo, se observa que el intercambio de auto-móviles  y  sus  accesorios  entre  ambos  países  se  habría  consolidado  como  un  comercio  de  tipo  intraindustrial  en  los  años  de  estudio,  al  igual que sucedió entre México y EE uu tras el nafta.

  Por otra parte, a continuación, se analizará el comercio con un mayor nivel de desagregación, a fin de detallar si el comercio intraindustrial se lleva a cabo dentro de la misma cadena de valor (comercio intraindustrial vertical), y en tal  caso,  ver  el  patrón  de  especialización  de  ambos países en la cadena de valor, para ello se  tendrá  en  cuenta  el  intercambio  de  bienes  de las partidas a cuatro dígitos dentro del capítulo 87, que comprende tanto automóviles acabados como sus partes y componentes. de  acuerdo  con  los  datos,  la  participación  de las importaciones españolas de origen marroquí  de  automóviles  acabados  (correspondientes a la partida 8703, «coches de turismo y demás vehículos automóviles concebidos principalmente  para  transporte  de  personas»)  sobre el total de las importaciones españolas de automóviles  y  sus  partes  marroquíes  (capítulo  87) pasó de suponer un 44 % del total en 2011 a un  71  %  en  2018.  por  su  parte,  la  participación de las exportaciones españolas a Marruecos de estos bienes sobre el total, en cambio, disminuyó:  desde  un  51  %  en  2011  hasta  un  28 % en 2018. Por otra parte, la proporción de las importaciones españolas de origen marroquí de las partes  y  accesorios  para  automóviles  (correspondientes a la partida 8708, «partes y accesorios de vehículos automóviles de las partidas 87.01 a 87.05») sobre el total de las importaciones españolas de automóviles y sus partes de origen marroquí  (capítulo  87)  se  redujo  a  partir  de  2011  desde un 52 % hasta un 18 %, y el peso de las exportaciones españolas a Marruecos de estos bienes sobre el total de exportaciones de auto-móviles  y  sus  parte  se  incrementó  desde  un  39 % en 2011 hasta un 65 % en 2018. En definitiva, desde el año 2012 el patrón de especialización bilateral se asemeja al que se produjo entre México y EE UU, tras la nafta. así, España participaría en la cadena de valor «aguas  arriba»  y  Marruecos,  por  su  parte,  se  ubica al final de la cadena de valor, participan-do  «aguas  abajo».

*  Técnico Comercial y Economista del Estado.

**    Becaria  ICEX  2019  en  la  Oficina  Económica  y  Comercial  de  España en Rabat.

Versión de julio de 2019.

BOLETÍN ECONÓMICO DE ICE 3115DEL 1 AL 30 DE SEPTIEMBRE DE 20192.       

Show More

Related Articles

Close
Close