El futuro del español y el portugués en la enseñanza marroquí Por Boutaina Ben El Amin

0
Said Jedidi
La Asociación Marroquí de Estudios Iberos e Iberoamericanos (AMEII) junto con el Laboratorio de Investigación sobre Marruecos y el Mundo Ibérico e Iberoamericano, Departamento de estudios hispánicos de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas -Ain Chok- de Casablanca, organizaron el lunes 7 de mayo de 2018, una jornada de estudios sobre ‘El español y el portugués en Marruecos: situación actual y perspectivas de futuro’.

El encuentro abarcó variedad de participaciones en especial a profesores universitarios. La asistencia era inmensa por estudiantes del departamento de hispánicas desde el primer año de licenciatura hasta el máster. El acto se inició con palabras de bienvenida del profesor Hassan Boutakka, del profesor Abdellah Bucarruman, y del profesor Ahmed Benramdan presidente de la asociación ‘Ameii’.
El inspector de enseñanza de la lengua española de Casablanca, Lahcen Belkacim, habló sobre el español en la enseñanza secundaria marroquí: situación y perspectivas. Abordó, posteriormente de la independencia de Marruecos, el país presentó una inclinación hacia la lengua castellana, por lo cual se fundaron departamentos de estudios hispánicos en diferentes universidades marroquíes. Marruecos obtenía una cadena de comodidades y ayudas por el gobierno español en el sector educativo. Según las estadísticas presentadas por Belkacim de la década de los años noventa, cita que hubo 80.000 estudiantes interesados por el idioma español, frente a 446 institutos, 716 profesores, 21 inspectores cultivaban la expresión española en el año escolar 2010- 2011. Lamentablemente cuando se impuso la enseñanza del inglés en el 2004-2005 causó una disminución hacia el español. Lo que provocó: la reducción de la plantilla de profesores junto a inspectores del español, la suspensión de programas dedicados al idioma español, la casi anulación de cooperación de formaciones en España para profesores y estudiantes aventajados, el cierre de las escuelas nacionales superiores de formación para profesores en Tetuán, Tánger, Fes y Rabat, la ausencia de modernas docencias pedagógicas para la enseñanza del español, y la carencia de una coordinación entre la enseñanza secundaria y universitaria. Con un remate pésimo de colocar la lengua española como tercer idioma en la docencia, en vez de segunda que era entonces.

Sesión matutina. De derecha a izquierda: Dr. Limami, Pr. Jedidi, Pr. Belkacem, Dr. Bucarruman
Said Jedidi, ex presentador de la Cadena televisiva marroquí, periodista y escritor hispanista trató el tema de la prensa y la literatura de expresión española: reflexión sobre una cohabitación de espaldas. Conforme con lo dicho “En Marruecos agonizaba el español, a menudo asfixiado por las políticas culturales de los propios españoles. Las incontables escuelas españolas del norte han cerrado”. Jedidi cota a la fundación de la Asociación de Periodistas Marroquíes de Expresión Española APMEE, en la década de los años ochenta. Su objetivo era establecer y fundar vínculos culturales y profesionales con las asociaciones idénticas de España y América Latina, establecida por el difunto Mohamed Larbi Messari. La existencia de esta asociación duró apenas tres años, por la indiferencia de Marruecos y la casi humillación de los servicios culturales de España. Conforme con el periodista, la asociación víctima de una negligencia mortal a pesar de la promesa del entonces director de la agencia Efe Luis María Anson Oliant, de hacer más que lo posible para impulsar al español en Marruecos. Hoy por hoy, gracias al tangerino Mokhtar Garbi y otros escritores marroquíes reviven esta lengua del Cervantes a través de artículos y reflexiones. Siguiendo en el mismo sendero, se fundó en Tánger una Asociación de Escritores Marroquíes de Expresión Española. Entre ellos figuraba el profesor Abdellatif Limami. Conforme con el hispanista: “Si alguien se preguntaba por el interés que suscita hoy en día en Marruecos la lengua española. La respuesta no podía ser otra, mucho más de lo que se ha dicho hasta ahora, pero muchísimo menos de lo se debe ser”.

En la segunda sesión, asistencia de doctorandos, estudiantes de licenciatura y master y profesores.
Asimismo el profesor AbdellatifLimami, facultad de letras y Ciencias Humanas de Rabathablosobre las publicaciones en el idioma español, ejemplo de ello Maghreberia o la Revista Marroquí de estudios hispánicos, que ya no se difunde por dos motivos esenciales, el económico y el cultural. Actualmente, hay dos revistas en función, la primera la revista bilingüe de la consejería de educación española y la segunda ‘Espacios’revista científica-académica con espacio para la reflexión, el análisis y la difusión del hispanismo y la lusofonia.
Mientras que la profesora HabibiNaciri, facultad de Letras y Ciencias Humanas (Universidad Mohamed V. Rabat), dialogó sobre la fundación de la primera y única rama de estudios del portugués en Marruecos. Esta rama recibe a estudiantes de todos los departamentos para formarse en esta lengua, con la docencia de Naciri y Dkaser junto a otros profesores. Esta especialidad se debe gracias al profesor AbdslamOkab, subdirector del Instituto de Estudios Hispano-Lusos, padre de esta filial de la cual se adentró en 2009-10.

Por la tarde, el profesor Ahmed el Gamoun, de la facultad de Letras de Oujda, escritor hispanista, destacó con su ponencia titulada “Fallos y retos actuales del hispanismo marroquí”.Discutó sobre su experiencia dentro y fuera de los departamentos de español. 
En cuanto al profesor y doctor AbdelkaderBousfanj, de la facultad de Letras de Meknés, hablóa cerca de la investigación universitaria en español: estado de la cuestión y perspectivas de futuro. Un año después de la independencia de Marruecos, se fundó la primera universidad marroquí moderna, Mohamed V de Rabat. A lo largo de los años sesenta hasta los finales del siglo XX hubo un interés por parte de estudiantes marroquíes hacia la lengua española. A partir del año 2011, se observa un retroceso hacia la enseñanza del español, los motivos señalan: la dificultad a realizar el examen de la selectividad, el difícil acceso a la universidad española, la elección de otros departamentos por los estudiantes de ciencias. Continua el docotrBousfanj con la publicación por parte de hispanistas marroquíes, refleja una carencia. Referente a las obras más conocidas son del investigador tetuaní IbenAzuzHakim y también de profesores universitarios como Salhi y Abrigach. Los motivos manifiestan la falta de medios económicos, la floja calidad de investigación, escasez de editoriales, y los problemas de distribución. Fue hasta 1994, cuando se difundieron las primeas actas del primer coloquio organizado por el profesor Salhi en la facultad de letras de la Universidad Mohamed V, Rabat.

Referente al profesor y traductor Said Benabdlouahed, charló sobre el estado actual de la traducción del árabe al portugués en Marruecos. Subrayando dos figuras importantes, los profesores OtmanMansouri, historiador y presidente de la Asociación de Investigación de Historia y Ahmed Bouchareb, ex rector de la facultad de Letras de Casablanca –Ain Chok- que trató los valiosos archivos históricos de la época portuguesa en Marruecos. Además el profesor platicó sobre la traducción en la prosa en especial del cuento. Finalizado su comunicación con la asignación de la traducción del portugués al árabe con una cifra que alcanza el 10%.
Más tarde, el profesor AbdelaaliBarouki del Instituto de Estudios Hispano-Lusos de Rabat. Trato “La traducción en Marruecos ¿Qué perspectivas?”. Marruecos por su posición geográfica estáobligada a relacionarse con el vecino norteño a través de la traducción. Aun así, hay una crisis de lectura en Marruecos, y revela la escasez de traducciones en español y en portugués hacia el árabe y viceversa. El profesor sugería crear grupos de investigación en la traducción especialmente en las universidades para una formación de do lenguas.
Concluyó el acto con una serie de recomendaciones dictadas por el profesor Limami, entre ellos: proponer con carácter de urgencia un grupo de investigaciones, realizar un observatorio de seguimiento, obtener beneficios honorarios por parte del gobierno español y marroquí.