CrónicasEn voz altaFeatured

El MSP desmiente las “fake news” de la agencia de prensa argelina

 NOTA DE PRENSA

La agencia oficial argelina (APS) ha publicado el domingo, 12 de junio, un despacho en el que reproduce pasajes de un supuesto informe de los servicios de inteligencia españoles (CNI) aparecido en el portal  “El Publico”  donde se vierten calumnias  poco creíbles  contra el recién fundado Movimiento Saharaui por la Paz (MSP).

 La APS, conocida por su “exquisita cautela” y “lentitud calculada” dada su condición de portavoz oficial del gobierno, esta  vez, se ha precipitado haciendo suyas  “especulaciones” de dudosa autenticidad atribuidas, por lo demás, a un servicio de  inteligencia occidental que hasta ayer no era santo de devoción de las autoridades argelinas.

Es evidente que este desliz de la agencia APS refleja el estado de alarma e inquietud de la dirección del Polisario, y probablemente de las autoridades argelinas, ante el auge del MSP, una fuerza política saharaui emergente que gracias a su discurso moderado y realista logro, en poco tiempo, instalarse en la opinión saharaui e internacional y ser potencial interlocutor de cara a los diálogos de paz bajo los auspicios de la ONU.  A Argelia le preocupa y con razón, que haya apostado durante cinco décadas, por un “caballo perdedor” hipotecando sus intereses por una organización totalitaria a la deriva y en plena decadencia.

Es la primera vez que la agencia oficial argelina se refiere al MSP e irrumpe en el debate saharaui interno fijando una posición nada imparcial por parte de su gobierno. Omitió sin embargo mencionar la carta que la dirección del nuevo movimiento dirigió, el 13 de mayo de 2020, apenas un mes después de constituirse, al ministro de Asuntos Exteriores de ese país. Los dirigentes del nuevo movimiento cumplieron con el deber y la cortesía de informar al gobierno que dice estar comprometido con la autodeterminación del pueblo saharaui explicando las razones por las que cientos de cuadros civiles y militares militantes  hasta  ese momento en el Polisario, decidieron crear una nueva fuerza política tras agotar las vías para impulsar desde dentro los cambios requeridos.

En la misiva se subrayaron como objetivos del movimiento la promoción de la cultura del multipartidismo y las libertades democráticas entre la sociedad saharaui, así como la contribución a la solución pacífica del problema del Sahara Occidental.

 Con esa iniciativa, el MSP quiso invocar la experiencia democrática de Argelia y su éxito para deshacerse del sistema de partido único con el deseo de que sirva de ejemplo al liderazgo del viejo movimiento con sede en Tinduf a  fin de corregir su modelo totalitario y aprender a convivir con otras opiniones y corrientes políticas. Pues, el destino del pueblo saharaui, tras la aventura de los cincuenta años, no puede seguir supeditado a la suerte de una formación política cuya trayectoria acumula más errores que aciertos y menos luces que sombras.

El estado argelino ha de asumir, por el bien de los saharauis y de sus propios intereses, que el Polisario ya no es el “único y legitimo” representante del pueblo saharaui, quizá nunca lo fue porque esa excelencia es una quimera incluso en las democracias mas perfectas y porque, además, sus injustificables excesos en Tinduf le han hecho perder credibilidad y confianza entre la población saharaui. Es hora pues de persuadir al liderazgo del Polisario a fin de limpiar un pasado repleto de crímenes y adherirse a los valores de la libertad, la tolerancia y la democracia si quiere ser parte y no un estorbo a la solución pacífica reclamada por la Comunidad Internacional.

Contrariamente a las “fake news” propagadas por algunos medios y periodistas españoles afines al Polisario, el MSP niega rotundamente ser  “pantalla” de ninguna agencia de inteligencia, ni de ningún gobierno.

Convencida de la importancia de Argelia  y su influencia en el contexto regional, la Dirección Política del MSP  reitera nuevamente su disposición a abrir vías de dialogo con las autoridades de ese país hermano para exponer, sin intermediarios, su proyecto político el cual consiste en promover la solución de compromiso y los saharauis dejen de ser la “manzana de la discordia” entre Argelia y Marruecos. Asimismo definir puntos de convergencia desde su condición indiscutible como parte interesada y corresponsable,  junto a Marruecos, Mauritania y la Ex metrópoli, España en aras de la solución pacífica del problema del Sahara Occidental  y la  restauración de  la paz, la estabilidad y la prosperidad en nuestro  Magreb Árabe.

Comité de Prensa.

Madrid, 15 de junio de 2022

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page