Cronica desde TindufCrónicasFeatured

El nocivo efecto de los alimentos caducados de las limosnas: La alucinación (ignorancia) de los voceros del Polisario

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

Muchos me preguntan si leo las barbaridades que escriben algunos voceros del Polisario, cuyas crónicas se han convertido en dibujos animados para divertir.

Les respondo siempre que es el nocivo efecto de los productos caducados de la ayuda humanitaria internacional.

“A caballo regalado, dirían los mentores argelinos, no se le ve los dientes”. Cinco raciones de “refugiados” por articulo difamador a Marruecos o a España, aunque delante los consulados de esta última se hace cola llorando… nostalgia de quien fue colonizado (España) y ha vuelto a ser colonizado por una potencia más subdesarrollada y militar (Argelia). Total: en árabe o en español, los difamadores en ciernes del Polisario se pasan el dia hacien do el “indio”.

“No pueden encontrar mejor… hasta los españoles ‘fichados’ son un desastre” me decía un amigo ex colega, como yo, opto por el otro lado del telón de acero en Tinduf.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page