América LatinaCrónicasFeatured

El Peligro de ir a Tinduf Dr. Mario H. Concha Vergara, Ph.D. (Primer Presidente del Centro de Estudios del Magreb Para las Américas)

Relaciones entre España y Polisario en su nivel más bajo

 

Dr. Mario H. Concha Vergara, Ph.D. Director (Primer Presidente) del Centro de Estudios del Magreb Para las Américas

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, junto al Ministro de Exteriores Borrel, desaconsejaron viajar a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, el 2019,  debido a un  riesgo “inminente” de atentado, lo cual una vez más, provocó un choque diplomático entre el Gobierno español y el Frente Polisario.

Las autoridades Polisario calificaron la alerta de “injustificada” y la atribuyeron a una supuesta connivencia de España con Marruecos, mientras que el Gobierno defendió su obligación de advertir a los ciudadanos ante un riesgo verdadero. Fernando Grande-Marlaska sigue manteniendo su posición y la del gobierno español. La alerta de atentado llegó en un momento especialmente delicado para el Polisario, que en diciembre 2019 celebraba en los campamentos su 15º congreso, el primero tras la muerte de Mohamed Abdelaziz, y su relevo por Brahim Gali. Dicho Congreso fue un fracaso en especial por el nulo apoyo de las nuevas generaciones.

El Ministerio de Información de la autoproclamada “RASD” que no reconoce España, hizo un durísimo comunicado, en el que expresaba su “profundo pesar y sorpresa” ante la advertencia de Fernando Grande-Marlaska que, en su opinión, “no está justificada”. Calificando de “sospechoso” el aviso lo vinculaba con la visita del ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, quien fue recibido en Madrid por Pedro Sánchez.

La representante del Frente Polisario en España, Jira Bulahi, insistió en que España mentía y se quejó de que nadie se hubiera contactado con ellos para advertirles de la amenaza yihadista. Antes de acudir al Ministerio de RR. Exteriores que la seguridad en los campamentos “se ha reforzado” debido a la inestabilidad en la zona, pero sin que haya ninguna alarma concreta. En otras palabras, le estaba concediendo la razón al gobierno español y, al ser consultada si aconsejaba viajar a los campamentos, en contra de lo que recomendaba el ministerio de RR. Exteriores español dijo: “Ni aconsejamos ni dejamos de aconsejar”. Arancha González Laya, la nueva Ministra de Exteriores de España, ha mantenido la política de desaconsejar a los españoles participar en el Tinduf.

Los servicios secretos alertaron del riesgo de atentado yihadista contra españoles en el Sáhara. Los cooperantes ante la amenaza a los campamentos saharauis: “Algunos se han ido, pero la mayoría seguimos aquí” el Gobierno español dispone de “información confidencial, cuyas fuentes no pueden ser reveladas”, de que existe un riesgo de atentado; y lo desvinculó de su encuentro con el ministro marroquí. De hecho, Exteriores lanzó el aviso antes de que Borrell como ministro de Exteriores se reuniera con Bourita. “No podemos prohibir que se viaje, pero tenemos la obligación de advertir de la existencia de un riesgo que puede afectar a españoles”, insistió.

Borrell no fue el único ministro que salió al paso de las críticas del Polisario. La titular de Defensa en funciones y ex Ministra de Exteriores Margarita Robles, insistió en que “hay una amenaza seria, contrastada e inminente”, que procede de “servicios de inteligencia extranjeros, muy metidos en la zona [y] con una información muy directa”. La obligación del Gobierno, subrayó, “es dar a conocer la información que tenemos, sin hacer consideraciones políticas”.

También la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, insistió en que existe “una amenaza cierta” y en que la obligación del Gobierno es “proteger a nuestros compatriotas”. Por otra parte, irresponsablemente Pepe Taboada, dirigente del Polisario en España, animó a que sigan con sus planes quienes quieran ir al Tinduf diciendo que “Si hay alguna persona que por titulares alarmistas quiere cancelar su viaje porque le ha generado intranquilidad, que lo cancele; pero recomendamos que no lo haga”,

La polémica por la alerta de atentado en el Sáhara pilló al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en Argel donde destacó la “colaboración plena y absoluta” del Gobierno argelino en la lucha contra el terrorismo yihadista y su condición de “socio estratégico” en el control de las redes de inmigración ilegal. Respecto a los campamentos de Tinduf, advirtió de que “no es una zona que al día de hoy pueda considerarse segura”, principalmente por la desestabilización de Malí. En otras palabras le dijo a sus congéneres argelinos que el Polisario no representa seguridad en la zona. Hay que recordar que España tiene varias órdenes de aprehensión en contra de dirigentes Polisario por crímenes de lesa humanidad sobre lo cual los argelinos han guardado silencio.

En Tinduf de acuerdo a “fuentes fiables” hay atentados “en avanzado estado de preparación” contra ciudadanos e intereses. El aviso, procedente de los servicios de inteligencia que operan en la región, apunta directamente al Estado Islámico del Gran Sáhara (ISIS-GS), grupo yihadista liderado por Adnan Abú Ualid al Saharaui (originario del ex Sáhara español), cuyos atentados han causado más de un centenar de muertos solo durante este mes. Lo extraño de todo es que estos movimientos terroristas son socios del terrorista Polisario el actual está perdiendo apoyo en el ámbito mundial, comenzando por la ONU.

El Congreso del Polisario se hizo en lo que para ellos era un momento crucial. Se le agotaron las viejas recetas de mentir y crearle problemas a Marruecos alrededor del mundo. Sus finanzas han caído mucho pues cada día sus países socios se encuentran más pobres. Las viejas recetas están agotadas y los jóvenes no quieren  seguir apoyando a una vieja dirigencia que los ha mantenido engañados. ¿Qué futuro nos espera, otros 40 años así? Nadie va soportarlo”, explicó un joven saharaui que prefirió no ser identificado. Hay que entender que por años estos jóvenes fueron engañados en una supuesta patria ficticia desconociendo a Marruecos, que ha ofrecido una amplia autonomía a los saharauis.

En Latinoamérica el Polisario perdió el poco apoyo que tenía, en especial con la creación en 2016 del Centro Chileno de Estudios del Magreb, (del cual fui el Primer Presidente) que posteriormente se transformó en Centro de Estudios del Magreb Para las Américas. De allí para adelante, el Polisario no pudo seguir mintiendo sobre lo que hacían en los campamentos de Tinduf y no pudieron demostrar que no eran nada más que fanáticos terroristas. Por otra parte, la diplomacia marroquí en un espectacular trabajo, logró el apoyo de gobiernos, congresos y Parlamentos latinoamericanos con excepción de Nicaragua y Venezuela, que son dictaduras marxistas.

Email: conchamh@gmail.com

.

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer