Cronica desde TindufFeatured

El Polisario: la  vergonzosa metamorfosis Khalil R’Guibi

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

 Voy a permitirme no a corregir, sino a rectificar lo publicado en infomarruecos.ma sobre la financiación por el lobby español del sector turístico de una campana contra Marruecos, señalando que no solo él, sino también y, Quizás Sobre todo, Argelia a través de su Polisario en España.
Era de esperar: las poblaciones de estos campamentos de Tinduf hablan en términos elogiosos de su país: Marruecos y de sus continuas realizaciones, mientras que Argelia y sus domésticos polisaristas van de mal a peor. El primero, en bancarrota social y económicamente está al borde de un caos social con conflictos intestinos e internos y unas sombrías perspectivas que le coloca muy detrás de su vecino marroquí, mientras que el segundo, agonizando, a penas respira. Es el precio de la maldad, de la codicia y del desmesurado apetito geopolítico y las miras expansionistas.
No pocos dirigentes argelinos comienzan a desvelar la carga que representa a su país, las milicias del Polisario que le han hecho retroceder al rango de los países más pobres del mundo. Allí están las pateras repletas de argelinos que lo testimonian.
Por ello, en un desesperado y uno de los últimos intentos trata de mancillar la imagen de prosperidad, progreso, estabilidad y paz social de Marruecos para comercializar torpemente algunos artículos de prensa de tercera de insignificantes periodistas españoles en los campamentos y que provocan la ironía cuando no las carcajadas de la gente.
 
Show More

Related Articles

Close
Close