Cronica desde TindufFeatured

El Polisario: Reacción Patética ante el Reconocimiento Español del Sáhara Marroquí

Un Espectáculo de Ridículo

Mi identidad no importa, solo mi mensaje. Mi hermana ha vuelto a Marruecos tras meses de hospitalización en Nuakchot, pero el resto de mi familia sigue en los campamentos del Polisario en Tinduf, olvidados por la “solidaridad” internacional y los “derechos humanos”.

¡La marabunta se ha desatado en el ámbito político internacional! El Polisario, esa banda terro-separatista que parece no tener nada mejor que hacer que despotricar contra Marruecos, continúa en pie de guerra debido al reconocimiento español de la marroquinidad del Sáhara. ¡Qué espectáculo debe ser ver a los polisaristas en un frenesí de indignación, rasgándose las vestiduras con gestos dramáticos y lamentos exagerados!

Y para añadir aún más ridiculez a la situación, el Polisario está tan enfurecido que ha pedido a España que « rectifique » este acto y « respete » el derecho internacional. Pero ¿desde cuándo el Polisario se ha convertido en una autoridad en materia de derecho internacional? Deberían ocuparse más de sus propias travesuras internas en lugar de intentar dar lecciones de diplomacia a otras naciones.

Y ¿cuál es la causa de toda esta algarabía? Resulta que un simple documento relacionado con la renovación de una escuela española en Al-Aaiún ha desencadenado una tormenta de proporciones épicas. ¡Una escuela, señores! Pero claro, para el Polisario, cualquier mención de Al-Aaiún como parte de Marruecos es motivo de pánico y furia. Parece que están tan desesperados por mantener su narrativa separatista que no pueden soportar la más mínima sugerencia de que el Sáhara es, de hecho, parte integral del Reino de Marruecos.

Y así, mientras el Polisario se regodea en su indignación autoimpuesta, el mundo observa con incredulidad cómo una organización tan desacreditada y obsoleta sigue intentando mantener viva una lucha que ya ha sido condenada al fracaso. Pero supongo que cuando no tienes nada más que hacer, aferrarte a una causa perdida es mejor que enfrentar la realidad.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page