Cronica desde TindufCrónicasFeatured

El Polisario reclama “independencia” ¿De quién… de Argelia?

El Polisario y su mentor

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

El arma de destrucción, masiva contra Argelia y su Polisario: El despertar de sus rehenes en el gulag argelino de Tinduf. Más tarde que nunca. La gente habla, intercambia y analiza: Marruecos recupero su Sahara de la potencial colonial española. Ésta pretendía antes de desmentirlo la Corte internacional de justicia (CIJ) que el territorio que había ocupado era “Terra nullius. ¿Qué pinta el Polisario y sus aves de rapiña en esta innegable dinámica histórica” que hasta Podemos y su jefe Pablo Iglesias conocen?

La gente se pregunta y tiene razón: ¿Cómo se llamaba en el Sahara Occidental este “Estado” que reclamamos”? A lo que ni los moños ni los que pretender poder deben ignorar.

Que lo esencial: para el Polisario y sus rehenes su único ocupante y, a la vez, mentor y padrino, es Argelia. Argelia, manda, Argelia decide, Argelia contempla y Argelia ordena. De ella se debe obtener la independencia

Como solía repetir el viejo HBDS “El crimen del Polisario es haber logrado mantener un potencial de jóvenes, en vez al servicio de la paz y el desarrollo, militarizado y profundamente enraizado en el odio y el rencor”.

La historia se encargará de juzgarlos. En espera, la justicia internacional, más expeditiva, ya dijo su palabra, emitiendo órdenes de busca y captura contra el jefe de las milicias: Brahim Ghali por crímenes contra la humanidad (contra los saharauis).

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page