Cronica desde TindufFeatured

El Polisario y su cuenta atrás Màs dura será (es) la caída

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

Si, se enteran pero les gustaría que no se enteraran. Los caciques del DRS argelino evocan con una surrealista añoranza los tiempos de un siniestro Edem Kodjo y cuando el tesoro argelino permitía comprar conciencias y corromper a mandatarios tercermundistas.
Eran tiempos de “sólidos” precios del barril del crudo, de la corpulencia y de perversos sueños de poder destruir un día al vecino marroquí.
Casi 43 años después, pese a que la población de estos campamentos está formada esencialmente (porque hay argelinos, mauritanos, nigerianos (Níger) y malíes) de nómadas secuestrados en 1975 de las aldeas donde pastoreaban, siendo despojados de sus rebaños y de sus bienes, dependiendo orgánicamente de la insignificante parte de la ayuda humanitaria internacional que les puede llegar, no pocos se preguntan, plantean hipótesis, evocan realidades y reconocen evidencias:
Marruecos ha vuelto a la UA. La inmensa mayoría de los países que habían “reconocido” a la fantasmagórica RASD han retirado su reconocimiento, en el mundo se va dando cuenta del carácter mafioso y autoritario de la cúpula del Polisario y su total servidumbre al régimen argelino por el que obra para realizar sus miras hegemonistas. En una palabra: Ni refugiados ni refugiadizados, sino secuestrados.
Más dura será (es) la caída.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page