Cronica desde TindufCrónicasFeatured

El Polisario y sus chiquilladas: El tiro por la culata

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si, por milagro, alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento.

Fuentes fidedignas en los campamentos indicaban ayer que los mentores argelinos jalaron las orejas a su miliciano jefe que acababa de confirmar la naturaleza terrorista de la banda, anunciando lo que no puede hacer: atacar ciudades marroquíes.

No obstante, según algunos miembros de la secretaria general en Rabuni, “nos dictan una orden y cundo sale mal nos llaman la atención”. El hombre se refería a los coordinadores militares argelinos de los campamentos.

Ahora bien, los observadores en Argel temen ahora que las declaraciones terroristas de la milicia jefa del Polisario en este sentido pudieran acelerar el golpe de gracia a sus milicias del Polisario.

Las fuentes señalan que incluso hay miembros de la dirección del Polisario que se han desmarcado de lo que llaman “nueva orientación terrorista” del “Frente.

Las mismas fuentes precisan al respecto que el refugiado Al Ghali Al Mostafa Assayid se encuentra actualmente en la cuerda muy floja por lo que busca apoyos fuera de los campamentos, en España, por ejemplo, ante algunos medios de comunicación conocidos por su subjetividad y su visceral morofobia.

Los desaciertos suelen ser huérfanos. El Polisario y sus dirigentes dan sus últimos coletazos.

Para la milicia de Tinduf mañana es ya hoy.

Entre otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page