Cronica desde TindufCrónicasFeatured

El Polisario y sus espejismos Vender ilusiones

El futuro es Marruecos

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Llevábamos (en pretérito imperfecto porque servidor como el 98% de los ex rehenes de este gulag argelino de Tinduf hemos logrado abandonarlo) 47 años escuchando las mismas promesas incumplidas, las mismas hazañas inventadas y las mismas guerras imaginadas y…

¿Y qué se ha podido realizar en esta Guantánamo argelino en Tinduf? Los únicos que de salvaron son los que se fueron del infierno de Tinduf y de la delincuencia de sus dirigentes.

Que se vean lo que es Layun 2022, lo que es Dajla, lo que es Smara, lo que es Bojador… lo que es el Sahara marroquí. Realidad no espejismo. Desarrollo no mendicidad… progreso no mentiras… presente y futuro no falsas imaginaciones.

Más del 90% del 2% de los sahrauies que no pudieron huir de Tinduf saben que el futuro… su futuro y el de sus hijos está en Marruecos y no con estos caciques de la banda del Polisario.

Un 90% que no cree en las alucinaciones de sus carceleros argelinos o sus domésticos polisaristas.

El futuro es Marruecos… la vida es Marruecos. Y entre vivir (en Marruecos) y existir (en Tinduf) hay una abismal diferencia.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page