Cronica desde TindufCrónicasFeatured

El Polisario y sus falsos socios españoles Espejismo…

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a   llegar.

Las alucinaciones son varias. Distintas son las divagaciones, pero la realidad es una: el Sahara fue, es y será siempre marroquí. Una realidad que muy pocos habitantes de estos campamentos del horror desconocen, pero…

Un “amigo” de Unidas (que conkoci en Huelva en mi época de ‘diplomàtico de la ‘RASD’) que acababa de visitar los campamentos (antes de la alarma terrorista lanzada por el gobierno de España) me confiaba ayer: “Mira, Jalil, para nosotros, los españoles, unos más que otros, todos los moros son iguales, otra son las circunstancias, el momento político y las condiciones de un apoyo”. NO hay peor tonto que el que no quiere comprender.

Argelinos, marroquíes, tanto ¡monta, monta tanto. Lo que queda de Argelia acelera la poca velocidad que le queda aún, apostando por espejismos en España. Su Sancho Panza polisarista repite lo que le dice o pretende saber.

Al congreso se debe acudir con “éxitos” que ni RNE ni “elDiario” pueden proporcionar ni nadie. La miopía del totalitarismo y de los totalitarios.

La solución o el destino del Sahara no depende de España. Si dependiera hubiera sido solucionado en estos 43 años que dura. Marruecos nunca regatea con su integridad territorial y tanto Sánchez como Don Quijote de la Mancha lo saben.

Todos son moros, ni solidaridad de pandereta ni ocho cuartos. En España, como en todo el mundo se sabe por qué esta rabiosa campana contra Marruecos, quién la financia y orquestra, con qué fines y objetivos y quién se beneficia.

En frente estamos nosotros, los saharauis secuestrados por el Polisario en este gulag argelino-español, presas del Polisario y su horror y de España y de sus intereses.

Show More

Related Articles

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Close
Close