Cronica desde TindufCrónicasFeatured

El Polisario y sus “guerras” Sin novedad desde el frente

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

De creer al Polisario y, en parte a su mentor argelino, los 100 comunicados de “guerra” deben haber destruido no solo El Guergarat sino también Marrakech y Tánger.

Un motivo de ironía en los campamentos. Una guerra no es una malversación de ayuda humanitaria. Es mucho más difícil, especialmente contra un estado como Marruecos preparado a aplastar a las milicias.

Decía “en parte” porque de fuente fidedigna argelina algunos políticos argelinos advirtieron a sus generales contra las chiquilladas del Polisario que arrastran a Argelia al ridículo y a la bajeza.

No obstante, conociendo como servidor conoce a Argelia por haber “ejercido” con ella, no se trata ni de políticos ni de generales, aunque parte del problema sí. Son fuertes lobbies a los que la duración del problema del Sahara es vital por no corresponder sus intereses “estratégicos” con los del vecino marroquí.

A pesar de lo cual, otras fuentes de la secretaria general del Frente en Rabouni revelan que “se ha constatado un cambio radical en la posición argelina respecto al Frente”.

Las cosas lo que son. Lo que es hoy “cambio radical” se va a convertir mañana en “adiós muy buenas”.

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page