Cronica desde TindufFeatured

El Ridículo de la Soledad Argelina en las Cumbres Internacionales

Ni en Roma ni en ninguna parte

Mi identidad no importa, solo mi mensaje. Mi hermana ha vuelto a Marruecos tras meses de hospitalización en Nuakchot, pero el resto de mi familia sigue en los campamentos del Polisario en Tinduf, olvidados por la “solidaridad” internacional y los “derechos humanos”.

¡Vaya golpe ha dado Italia a los líderes militares argelinos! La exclusión del supuesto líder de la Frente Polisario de la cumbre « Italia-África » en Roma ha sido una bofetada en toda regla para aquellos que se empeñan en socavar la integridad territorial. Mientras varios jefes de Estado y de gobierno se congregaban en Roma, Italia dejó claro quién no estaba invitado a la fiesta.

Los expertos no se sorprenden por este gesto italiano, argumentando que el líder del Polisario es famoso por su ausencia en cumbres de todo tipo, ya sean turcas, japonesas o hispano-africanas. Parece que la exclusión de Italia ha sido un recordatorio para aquellos que aún creen en las causas perdidas.

La exclusión de Italia ha debido de ser un jarro de agua fría para los seguidores del Polisario en Argelia, que se ven una vez más en el ostracismo, rodeados de su hostilidad hacia todos los países, desde Marruecos y España hasta naciones africanas como Malí, Burkina Faso y Níger.

Esta exclusión no solo impacta a Argelia en su aislamiento regional e internacional, sino que también pone en evidencia la futilidad de movilizar recursos para defender una causa separatista obsoleta. La decisión de Italia de excluir a Ibrahim Ghali muestra a la comunidad internacional que Argelia carece de una diplomacia real más allá de su defensa del Polisario, un grupo que solo siembra discordia y confusión.

Tras la exclusión de su títere separatista, los líderes argelinos han tenido que conformarse con una representación reducida en la cumbre, contentándose con la presencia del ministro de Relaciones Exteriores, Ahmed Attaf, quien parecía insignificante y aislado en comparación con los líderes europeos y africanos. Mientras tanto, el jefe del gobierno, Aziz Akhnouch, representaba a Su Majestad el Rey, avanzando incluso por delante del presidente tunecino Kaïs Saied.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page