Cronica desde TindufCrónicasFeatured

El tiro por la culata Aminatu Haidar, la oxidada

Automutilarse

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

En Argel los arquitectos de la desestabilización de Marruecos están muy furiosos. “Por donde se mete esta Aminatu nos causa daño y beneficio a Marruecos”. OIHD, eternamente muy próximo a Argelia, ex colaborador del difunto Mohamed Abdelaziz y un duro hueso del Polisario, jubilado, pero con sueno de 50 años de ver el otro lado del telón de acero hace alusión a que la ONU, UE y todo el mundo de la defensa de derechos humanos elogia a Marruecos y su ejemplo de democracia “al permitir a Haidar volver a meter pata”.

En Argel no pocos creen que lo mejor para Haidar es la hibernación “antes de despertarse y darnos este golpe fatal”.

Marruecos y su democracia. El mundo que no es ingenuo. ¿Puede existir esto en Tinduf, en Argelia o incluso en España? ¡Ni hablar!

Ahora Aminatu Haidar se queda sin su misión de “liquidar al vertiginosamente ascendiente en el panorama saharaui, el MSP”.

La marroquí al servicio del Polisario se ha convertido en un gran problema para Argelia y para el Polisario al que acaba de privar de su arma de “derechos humanos”.

El comentario de OIHD al respecto es explícito: “Esta vez debemos reconocer que Haidar es pólvora mojada que lo mejor que pueda hacer es jubilarse de su infructuosa agitación”.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page