Antes de olvidarFeatured

Emigración: Por un nuevo orden de solidaridad

 

En Estados Unidos Trump los recibe con alambre de espino y de púas cuando no con milicias “debidamente” preparadas y entrenadas.

En Europa, se habla de generosidad, de compasión y de solidaridad expulsando y desterrando.
Y en Marruecos, con sus modestos medios los recibimos con brazos abiertos, tanto es así que nuestro país se ha convertido en los últimos meses en una de las rutas más importantes a España y Europa.
Lo que, aunque digan lo contrario, no gusta a amplios sectores en la vecina España, “al loro” del menor gesto inapropiado para poner el grito en el cielo.
Encajamos, pero implicamos las leyes internacionales y acatamos los códigos morales, poniendo en pie una de las políticas más generosa en materia de emigración.
Nadie en España habla de donde vienen estos emigrantes africanos, como llegan hasta Tetuán o Nador y por qué “se atreven” aquí y no en otra parte.
Los recibimos, pero…
Entre enero y fines de septiembre, fueron detenidos 68,000 intentos de inmigración ilegal y se desmantelaron 122 « redes criminales activas ». Ante esta « presión », Marruecos ha pedido, infructuosamente, a sus socios europeos « que se unan a sus esfuerzos para luchar contra las redes de tráfico » en el Mediterráneo.
Oído de mercader, a excepción de algunas elogiosas declaraciones cuando aplicamos las leyes en materia de fronteras y de los acuerdos que suscribimos.
Total, hacemos lo que podemos solos y casi es mejor así. El difunto Juan Goytisolo tenía razón: por no tener raíces como las plantas, el hombre se desplaza.
 
 
 
 
 
Afficher plus

Articles similaires

55 Comentario

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page