América LatinaFeaturedFin de Trayecto

En Calles de Santiago tratan de parasito y traidor a representante del polisario. Por. Rafael Vergara S. Profesor.

Crimen y castigo

Las movilizaciones sociales en Chile, cuando demuestran al mundo  los pies de barro del modelo neo liberal y sus injusticias durante más de 30 años, también desnuda el oportunismo y la miseria humana de quienes, al margen de este movimiento, han tratado de sacar provecho de este, en cuyo contexto el frente Polisario, grupo separatista con sus dirigentes procesados por crímenes de lesa humanidad en España y disfrazado de “estudios constitucionales”, en un primer momento logró infiltrarse en la mesa de unidad social donde, al ser descubierto por fotos que les servían para justificar su “trabajo” y ser marginados de esta instancia, intenta dividir esta mesa y crean, con apoyo de Esteban Maturana, la “unidad  social”, entelequia que les sirve para seguir con el engaño. Con lo que no contaba Esteban Silva es que su trabajo de mercenario durante 20 años no solo es conocido por dirigentes sociales, sino por muchos que se manifiestan por miles en plaza de la dignidad que, naturalmente, Silva no se atreve a visitar y se  limita a entregar cartas que le presentan como “defensor” de las justas demandas que han movilizado a hombres y mujeres de Chile.

En vísperas de año nuevo Silva se dirigió al centro de Santiago  para entregar una de estas cartas, sacarse fotos e intentar hablar a nombre de un movimiento que claramente lo desprecia, pero del cual espera seguir sacando provecho. Con lo que no contaba el representante del polisario es que sería reconocido por personas comunes que pasaban por el lugar quienes lo enfrentan y tratan de “vago, parasito, sinvergüenza, dirigente vitalicio, no representar a nadie  y de haber vivido de estas situaciones durante más de 20 años”.

El video que circula en internet es claro y refleja la cobarde reacción de Silva que, después de esto desapareció y tuvo miedo de ir a la plaza de la dignidad la noche de año nuevo como había anunciado. La actitud de Silva refleja la cobardía de quienes representan al frente Polisario en América Latina, que siempre y cuando son desenmascarados huyen, en contraste con la actitud de algunos miembros del centro del Magreb que, aludiendo también al Sahara pero desde la otra vereda, es decir derechos humanos, la noche del 31 de diciembre y junto a estudiantes de medicina, ayudaron a levantar un stand para asistir a quienes lo necesiten.

Al ser entrevistado  durante este año nuevo muy especial en la plaza por la agencia francesa de noticias France Press, quise destacar esta situación y el respeto con que muchos asistentes al “al año nuevo con dignidad” trataban y saludaban al presidente del Magreb, a quien miembros de la primera línea trataban indistintamente de Tío o compañero, pero siempre con un respeto que me conmovió, demostrando que siempre, al final del túnel, hay una luz de verdad y esa verdad sobre el Sahara comienza a verse claramente en Chile{

Durante la noche de año nuevo Juan Carlos Moraga, frente a unas 30 personas, decía a un militante de ultraizquierda que trato de enfrentarlo: “este  no es un problema de izquierda o derecha, el tema del Sahara es un problema de justicia, libertades personales y respeto de sus derechos humanos para hombres y mujeres que sufren, como nosotros en dictadura, prisión política y tortura en campos controlados por el frente Polisario que representa Silva, un cobarde que da la cara y que comienza a ser desenmascarado en las calles. Hoy no se atrevió a venir a esta plaza donde nosotros si estamos presentes, junto a organizaciones solidarias y al pueblo que lucha, un pueblo siempre solidario con las causas justas en cualquier lugar del mundo, y la causa del Sahara es una causa justa, por eso y sin matices, la apoyamos”. 

Claramente, el Polisario y sus ya escasos representantes, al no atreverse siquiera a salir a la calle, tienen los días contados.

https://twitter.com/alvaro_concha/status/1209207729199493120?s=08

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page