Crónica internacionalCrónicasFeatured

En vísperas del amañado congreso Repartición de papeles

La manipulación oficiosa

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana en Nouadibu, espera de   regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a   llegar.

Hasta la agencia francesa de prensa (AFP) ha estimado rentable participar en el “festín” polisarista, desterrar do un cadáver político que su socio argelino había valorado como “caro e inútil”.

En España, a falta de pago, “su” prensa se echa atrás. Los fondos prometidos por Argel no llegan. El congreso y su candidato único cojean. Necesitan colosales sumas para contrarrestar la decidida oposición a la utopía de Ghali y sus 40 milicianos. Las cosas, quieran “elDiario”, RNE y ahora AFP o no, van mal… muy mal pese a lo que queda de la ayuda humanitaria internacional. Mientras que nosotros, los miles de rehenes en este gulag argelino pasamos hambre, exclusión, precariedad y humillación…

AFP o reflejo de las relaciones de Marruecos con Francia. Ni su chantaje ni su nostalgia neocolonialista ni su afán de usurpar el éxito africano de Marruecos le sirven con un pueblo como el marroquí decidido a defenderse hasta donde llegue.

Hoy es el Polisario, mañana lo exprime y lo tira y vuelve hacia donde hay sus intereses. Hoy es lo queda del ex régimen en Argelia. El dinero de la malversación en este país se deposita en los bancos franceses. Con una Argelia saneada, el primer perdedor es Francia.

AFP: un instrumento al servicio de la política obscura francesa en el continente africano

Show More

Related Articles

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Close
Close