En voz altaFeatured

En voz alta Al Huceima: Por y para el ciudadano

 Las tensiones que conoce la provincia de Al Hoceima continúan provocando convulsiones en el seno de los departamentos ministeriales exteriores de la ciudad y de la provincia.

 De esta forma, después del cese, la semana pasada, del gobernador de la provincia le toca el turno ahora, según L’Economiste,  al ministerio de Sanidad que acaba de hacer dimitir de sus funciones al delegado en Al Huceima y al director del hospital de la ciudad. La salud y la debilidad de encargarse de los enfermos en el seno de la zona figuran entre las principales reivindicaciones de las protestas.
Se trata de una decisión-mensaje al resto de las delegaciones del  ministerio de sanidad en todo Marruecos y a la sanidad misma, habida cuenta de una grave deficiencia en los servicios y hasta en los tratos de los ciudadanos en muchas partes del país.
Al Huceima es el botón de muestra al que deben sumarse muchos otros botones, a menos que este botón hiciera recobrar conciencia en estas instituciones sanitarias públicas, financiadas por el contribuyente que, muy a menudo, cuando se ve obligado a recurrir a lo que cree ser propiedad de todos los ciudadanos se encuentra ante dificultades y problemas que rozan el surrealismo.
Al Huceima pues, el ejemplo y el impacto de las decisiones a ntes lencionadas deben ser modelo para rectificar el tiro donde debe ser rectificado.

 

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page