En voz alta

 En voz alta Gdim Izik La peor estrategia de defensa

 Embriagados por la solidaridad de pandereta y por los ”hurras” de las milicias polisaristas desde los campamentos argelinos de Tindouf, los asesinos de Gdim Izik proporcionan con sus V de victoria, sus sarcóticas sonrisas y sus innobles gestos, propios de los peores asesinos de la historia, la mejor prueba de su autoría del horror de Gdim Izik.

No parecen conocer en su verdadera dimension lo que este pais, su justicia y su pueblo.

 “Con ello reivindican y asumen total y perfectamente la responsabilidad del crimen y la posterior profanación de los cadáveres de sus víctimas”. Opinión entre otras del letrado Saad Saahli del Colegio de abogados de Rabat para quien, tanto para ellos como para sus caciques, la única forma de  probar su “inocencia es demostrar que las 11 víctimas degolladas o estranguladas lo fueron por un suicidio y que los inmorales actos cometidos sobre sus cadáveres no eran lo que son.

¡Imposible! Pero ellos y los que están detrás de ellos saben que en este país hay una justicia independiente y sobre todo hay un pueblo atento a lo que pueda suceder en un juicio contra los barbaros asesinos de 11 de sus hermanos. Ni ellos, ni sus respaldos en Argelia o en otra parte ni los que se pasan la vida buscando asuntos contra Marruecos nos asustan ni nos inquietan.

Ante el juez, ellos y sus defensores, especialmente españoles deben explicar los signos de V y si ilustran un orgullo por el horror cometido contra 11 indefensas victimas en Gdim Izik.

Kilómetros de cintas acusatorias, cabal y fehacientemente ilustrativas de la barbarie de quien con sus mentores, quiere convencernos hoy de que matar a un marroquí o a mil es legítimo.

Crimen y castigo: ningún marroquí permitirá jamás que un grupo de vende patrias asesinaran a 11 de sus hermanos y lo que es peor aún, orinaran sobre sus cadáveres (nuestra foto).

Show More

Related Articles

Close
Close