En voz alta

En voz alta La otra cara del iceberg…electoral

El plazo acordado a los partidos políticos en Marruecos para presentar recursos ante el tribunal constitucional ha terminado el pasado día 24. Es decir: dos semanas después del escrutinio del 7-10.

El PJD ha presentado un total de 28 recursos ante esta magistratura suprema, según el abogado M’Hamed Tahari miembro de la Asociación de abogados de la justicia      y desarrollo –PJD) eran 40 antes de que “el secretario general decidiera no presentar más que los que pudieran obtener una respuesta favorable del tribunal”.

Por su parte el PAM afirma haber presentado 19 recursos. En cuanto al resto de los partidos políticos, la USFP y el PPS presentaron, cada uno 126 recursos.

Lo que, a primera vista, parece un dato ordinario en la escena política marroquí puede resultar trascendental en cuanto a los “caprichos” de la corte y del curso de acontecimientos.

En espera de la, poco probable, inflexión, las negociaciones con vistas a formar el futuro gobierno siguen su curso normal. Todo apunta hacia una amplia coalición que garantizaría una confortable gobernabilidad sin sobresaltos ni la hegemonía o la excepción de uno de sus componentes.

De hecho en Marruecos los partidos que se autodefinen como “nacionales y democráticos”, a los que la USFP pretende pertenecer orgánicamente son el nacionalista el Istiklal, la Unión Socialista de Fuerzas Populares y el PPS. Los demás son catalogados como “islamistas” como el PJD o administrativos como la RNI, el PAM y la UC mientras que el MP en esta óptica es calificado de berberista.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page