En voz alta Marruecos/Argelia: “Ua allahu Aalam” (Dios Sabe más) Said Jedidi

0

 Un amigo (y colega) argelino me dijo anoche que, desde hace anos, el presidente Abdelaziz Bouteflika comenta con sus más íntimos (y confidentes) sus más anhelados votos de resolver los problemas con Marruecos y que no desearía nada más y mejor que buenas relaciones con su vecino marroquí.

“Pero no lo dejan”, comentó mi amigo.

O sea: que estamos ante una compleja situación que nadie puede resolver: un país con pilotaje automático y con decidores fantasmas. Con tal situación no puede ser fácil encontrar soluciones ni con Marruecos ni con otros países.

Mi amigo me reveló que en lo que lleva enfermo el presidente algunos dirigentes, próximos a los círculos del poder en Argelia han acumulado increíbles riquezas y siguen acumulándola.

Allí está, como diría el otro, la madre del borrego. Ni Marruecos, ni Sahara ni ocho cuarto: “¿Quién da más?”. Los marroquíes somos conscientes de que Argelia merece mejor destino y mejor hijos dirigentes, pero no somos nosotros los que pueden realizarlo.

Mi amigo argelino me ha confesado que un feliz desenlace entre los dos países “vecinos y hermanos” “no está lejos”. Algunos se han dado cuenta de donde tantos sabotajes y tanta aceleración en las acciones contra Marruecos.

“El país, me precisó, está en una turbulencia, preludio de una transición que, en principio nada tendría que ver con la actual situación”.

Pues… esperémosla no por nosotros, sino por el bien del pueblo hermano argelino, por la integración regional y por la confraternidad entre los pueblos de la zona.