En voz altaFeatured

En voz alta Sahara/Consejo de seguridad Tiempo a la paz…

 

 Hasta este instante en que publicamos esta crónica, el Consejo de seguridad de naciones Unidas aun no ha votado la resolución sobre el Sahara.

Argelia y su Polisario han creído poder hacer el ”listillo”  prometiendo acatar la decisión del organismo mundial de retirar sus milicias de la zona de Guerguerat, procediendo, según informaciones procedentes de esta región, a un leve desplazamiento de sus milicias.
Insuficiente, pero de ello se encargará seguramente nuestra embajada permanente ante la ONU y también del censo en los campamentos, indispensable a todo paso hacia adelante para enmarcar el problema en su justa dimensión y en sus verdaderas realidades.
Son regateos con perfume argelino que como su “Marruecos  nunca volverá a la UA” van a llevar a los muy pocos saharauis que quedan en el Polisario a la ruina.
Argel ha sentido el fin de su impostura. Sus diplomáticos formados en el arte de la manipulación y tergiversación han acabado por comprender que si queremos resumir en una sola idea la nueva resolución del consejo de seguridad diríamos que es una clara… clarísima a la propuesta de Marruecos de una autonomía en sus provincias del Sur: realista, realizable, y no solo la mejor solución, sino la única.
Cualquiera que sea el desenlace final de las actuales transacciones en el Consejo de seguridad no pueden cambiar gran cosa del marco legal, legitimo y realista auspiciado por el Secretario general de la ONU y por los miembros permanentes del Consejo de seguridad y no permanentes a excepción de la moribunda Venezuela y la confusa Uruguay.
Los juegos están hechos. Si no es hoy, será mañana. Tiempo a la paz, a la concordia, al dialogo y a  la concertación… demasiado daño ha hecho Argelia a todos, a unos màs que otros.
 
 
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer