En voz altaFeatured

En voz alta Venezuela/Polisario: Se parecen como dos gotas de agua

Todo el mundo sabe que la quimérica “RASD”, la república de la Tinduf argelina no está reconocida ni por Naciones Unidas, ni por la Liga árabe (a la que pretende pertenecer con su “república árabe…”) ni por ningún país europeo ni ningún miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU ni por…

¿Quién reconoce a esta entidad fantoche, pues? Algunos países africanos que van retirándole su “reconocimiento” que había costado el ojo de la cara a Argelia causándole su actual quiebra socio-económica y países con afinidades en cuanto a su legitimidad.
Hablemos poco, hablemos bien: Expliquémoslo con el caso de Venezuela, ejemplo entre otros. Los regímenes de caracas y de Tinduf se parecen como dos gotas de agua: ambos no representan más del 10% de sus respectivas poblaciones. Ambos usurpan un poder que es contestado de diferentes maneras y ambos, en su supervivencia uno depende de la mendicidad internacional y otro combate el hambre como quiere a pesar de las inmensas riquezas del país, teniendo que hacer los venezolanos, kilómetros de cola por un cuarto de kilo de arroz.
Finalmente ambos son anacrónicos vestigios de la siniestra guerra fría
En el caso venezolano, país riquísimo con sus enormes recursos naturales, es objeto de mil crisis sociales y una hambruna digna de los países más pobres del mundo.
El resto de los países que reconocen a la fantasmagórica “RASD” no difieren mucho de esto.
Uno de nuestros legendarios refranes dice que “La cosa que no parece a su dueño es pecado (o ilícita)”.
 
 
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer