CrónicasFeaturedMarruecos, hoy

Energía renovable (III) El Hidrógeno verde Por Dr. Mohamed Bouissef Rekab

Reflexiones

 

Dr. Mohamed Bouissef Rekab
Profesor/Analista

Por considerar tema de gran importancia la creación de esta energía, le hemos dado un trato preferencial respecto a las demás energías renovables; es una posición personal y no indica más que eso.

En la electrólisis (creada por Michael Faraday; 22.09.1791 – 25.08.1867), aplicada al agua, que debe contener sales y minerales, representa la separación del oxígeno y del hidrógeno para obtener el “hidrógeno verde” según la inducción magnética.

Marruecos, al igual que numerosos países, se ha fijado eliminar el carbono que hay en el planeta; para conseguir dicho objetivo se tiene que eliminar el carbón que hay en el hidrógeno, y de paso obtener hidrógeno verde vital para que la naturaleza esté más limpia.

Como el hidrógeno se encuentra en la naturaleza en grandes cantidades, su demanda en tanto que combustible se ha multiplicado en varios enteros hasta alcanzar los 70 millones de toneladas anuales hace unos años; la solicitud está cada vez más acentuada a nivel mundial y la producción es también más grande. Este elemento es una importante fuente de energía limpia que no deja despojos en el aire a diferencia del carbón o el petróleo.

IRENA, la Agencia Internacional de Energías Renovables de España y MEME, del Ministerio de Energía, Minas y Medio Ambiente de Marruecos acuerdan reforzar su colaboración para poder conocer con detalles las energías renovables y así poder acelerar su transición energética. Esta política marroquí es porque el país pretende convertirse en productor y exportador de esta importante energía limpia.

El objetivo de Marruecos es claro y está desplegando enormes esfuerzos para conseguir ser  vendedor industrial de este elemento llamado hidrógeno verde que va a tener importancia preponderante en la producción energética en el país y que será vital en el sector de los fertilizantes además de su importancia mercantil a nivel internacional.

Marruecos ha abordado los desafíos que aparecen en el desarrollo de esta infraestructura exponiendo la tecnología necesaria –junto a España- para dar forma a esta importante economía verde con la intención de sentar las bases para el comercio de hidrógeno verde.

Naturalmente España sería el país que más se beneficiaría de esta producción por ser uno de los artífices de su consecución, vendría seguidamente la Unión Europea. Los que obtengan esta energía podrán utilizarla como combustible de motores o para pilas electroquímicas; pudiendo así impulsar vehículos o bien generar electricidad de manera limpia.

El hombre necesita cada vez más fuerza energética para funcionar con normalidad en su cotidianidad. A este propósito la Agencia Internacional de la Energía (AIE), prevé que va a haber una gran demanda energética, lo que daría como resultado más anhídrido carbónico (CO2) y se conocería un agravamiento del clima; como el hidrógeno verde está en auge y su producción es cada vez más caudalosa y su consumo crecerá según la demanda, se conseguirá un mundo más limpio, eficiente en todos los ámbitos y estará impulsado por energías limpias: tales como el hidrógeno verde del que estamos tratando.

Como no podía ser de otra manera, se habla de lo caro que resulta este proceso –la electrólisis-, pero cuando el hombre vea su entorno limpio y que la naturaleza se respeta adecuadamente, pensará que todo será considerado como bien empleado; ningún dinero del mundo puede suplir la estabilidad y la salud de los seres vivos que hay sobre la tierra. Esta manera de trabajar –producir hidrógeno verde- ahorraría la existencia de más de 800 millones de toneladas de CO2 por año a causa de la utilización de combustibles fósiles.

¿Qué queremos en definitiva?

Un mundo más limpio y que los seres humanos lo entiendan y luchen por ello.

 

 

 

.

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page