Entrar en Marruecos:  Trámites aduaneros, requisitos y documentación MARILUZ (*) ANTESDEVIAJAR

0
Mariluz

Querido y habitual lector, tú que sigues todos los artículos que escribimos periódicamente, con el fin de conocer un poquito más de esa cultura tan cercana, diferente e inabarcable: la entrada de hoy no es para ti, porque probablemente la experiencia que voy a relatar ya la has vivido más de una y dos veces.

En su lugar me quiero dirigir a ti, que has llegado al blog y al sitio web (conacentomarroqui e informarruecos.ma) porque tienes interés por viajar al país vecino y buscas información o que incluso, con un poco de suerte, ya lo estás planificando. Si ése es tu caso, enhorabuena: has tomado una buena decisión, y con un poco de suerte será el primero de muchísimos viajes.

Hoy, por lo tanto, la entrada tratará sobre  los trámites aduaneros, así como la documentación y los requisitos para viajar a Marruecos. ¡Empecemos pues!

Formas de entrar en Marruecos

Hay, principalmente, dos medios de transporte para cruzar el estrecho: por barco y por avión. También es posible viajar en coche, pero incluso en ese caso se debe cruzar en barco, dejando el vehículo en la bodega del mismo. Empezaremos detallando cómo entrar por mar y luego hablaremos de la forma aérea y sus diferencias.

Por mar

Marruecos dispone de varios y diferentes puertos, desde los destinados a cruceristas que quieren hacer una pequeña excursión hasta de mercancías. Asumiendo que esta entrada se dirige a aquellos cuyo objetivo es turístico y centrado en el país, dos serán los puertos principales, ambos ubicados en Tánger.

    El primero es el denominado como Tánger Ville, situado frente a la muralla de la medina, con una travesía de 35 minutos de duración y partiendo del puerto de Tarifa. Al segundo se le conoce como Tánger Med, localizado en la periferia y aproximadamente a 35 kilómetros del anterior, con un trayecto de hora y media partiendo desde Algeciras.

     ¿Cuál escoger? Pues depende: En general, y siempre que las condiciones meteorológicas sean favorables, recomiendo el primero: el trayecto es más corto y los trámites más sencillos. Sin embargo, si se quiere cruzar en coche o hay problemas en el estrecho lo mejor sería dirigirse al de Algeciras: los barcos son de mayor envergadura, lo que implica que son más lentos, pero las tarifas para transportar vehículos son más económicas y aguantan mejor las inclemencias.

    Una vez tengáis claro desde qué puerto partir, iréis a la ventanilla de la naviera, donde os facilitarán dos documentos: el bono del billete y la ficha de entrada (ya hablaremos más adelante en qué consiste). Si por la causa que sea no llegáis a recoger la ficha no os preocupéis: dentro del barco la veréis distribuidas por todos lados.

    Con ambos documentos, vuestro equipaje (si lo tuvierais) e identificación (pasaporte vigente con una caducidad mínima de tres meses y visado si no pertenecéis a esta lista de países) os dirigiréis hacia el barco. En contadas ocasiones sólo será necesario presentar el DNI (principalmente excursiones de un día, aunque también contados circuitos operan con estas condiciones) pero esta variación se produce por acuerdos puntuales de la mayorista con las autoridades marroquíes: no asumáis que se trata de algo generalizado, y ante la duda preguntad.

    El primer control corresponderá a la compañía naviera, que minutos antes de la salida revisará que tenéis el billete en regla, para a continuación pasar por el control de equipajes. Allí os escanearán vuestros enseres, e inmediatamente después presentaréis vuestra identificación en la ventanilla de la policía. Dependiendo de las características del puerto puede ser que estos dos últimos pasos cambien de orden, aunque siempre serán seguidos.

   En cuanto accedáis al interior del barco os recomiendo rellenar la ficha de entrada que os han facilitado, ya que debéis entregarla allí mismo. Se trata de un trámite con objetos de controlar quién entra y sale en el país, así como por cuestiones estadísticas. Aunque hay variaciones, debería ser más o menos como  a continuación os muestro:

Deberéis rellenarla de la siguiente forma:

>Nom: Apellido(s)
>Prénom: Nombre de pila
>Nom de jeune fille: Apellido de soltera, para rellenar sólo por aquellas de vosotras que hayáis adoptado el apellido de vuestro cónyuge al contraer matrimonio
>Date et lieu d e naissance: Fecha y lugar de nacimiento
>Nationalité: Nacionalidad (por ejemplo, española)
>Pays de résidence habituelle: País de residencia habitual (normalmente coincidirá con la nacionalidad, a no ser que hayáis emigrado)
>Profession: Ocupación. Si trabajáis en alguna profesión de nuevo cuño, os recomiendo encarecidamente “simplificar” su nomenclatura, a fin de evitar que el policía discuta por no “entender” vuestra profesión. Por ejemplo, si sois community manager indicad publicista, o administrativo en lugar de asesor fiscal.
>NºPasseport/Date déliverance. Número de pasaporte y fecha de expedición (no confundir con fecha de caducidad).
>Destination/provenance: Procedencia (la ciudad de donde provenís, por ejemplo Sevilla, España)
>Adresse au Maroc: Dirección en Marruecos. Indicad la ciudad donde os vais a alojar (la primera, si son varias), así como el nombre del alojamiento y su dirección. Por ejemplo: Tánger. Hotel Continental (36, Rue Dar Baroud). Normalmente, con indicar únicamente el nombre del alojamiento es suficiente, pero hay veces, sobre todo si cruzáis el estrecho en avión, que os exigirán también su dirección.
>Motif principal du voyage: Motivo principal del viaje (para la inmensa mayoría, turismo).

   Dependiendo del modelo de la ficha, habrá más casillas a rellenar, pero no será necesario prestarles importancia y podréis dejarlas en blanco.

   Además, la primera vez que viajéis al país os marcarán un código en el pasaporte, compuesto por números y letras, que servirá para identificaros cuando volváis. Por tanto, si ya habéis viajado antes a Marruecos (o incluso si no, a la vuelta) os aconsejo escribirlo en la esquina superior derecha de la ficha, para que el trámite sea más rápido. También es necesario saber que está asociado al propio pasaporte, por lo que si os lo renuevan el código del anterior no valdrá para el nuevo.

     Ahora sólo quedará entregarlo a la autoridad del barco junto con la identificación, para que corrobore los datos y estampe el correspondiente sello en vuestro pasaporte. Serán uno o dos policías con un portátil, sentados en una mesa o en la ventanilla a tal efecto y tendrán una cola delante que servirá para localizarlos.

    Por favor, no esperéis demasiado a entregar la ficha. Mejor nada más entrar o, si hubiera mucha gente en cola, esperando a que se desahogue levemente, o cometeréis el riesgo de que, una vez llegado a puerto, todavía no la hayáis entregado y provoquéis un retraso considerable.

    Insisto en ello. Para que entendáis la magnitud de la lentitud de estas colas, recordar cómo se toman todo con calma los marroquíes. Ahora sumadlo a la particularidad de que éste sea funcionario. Ahora que un escalofrío recorre vuestro cuerpo entenderéis la importancia de este asunto.

    Una vez lleguéis a Tánger, a la salida del barco otro policía os pedirá el pasaporte, para comprobar que tenéis el sello. Ahora sólo os tendréis que dirigir a la terminal y volver a pasar un control de equipajes, para empezar a disfrutar de vuestro viaje.

¿Y a la vuelta?

    Al regresar el proceso es similar, aunque no idéntico, ya que la mayoría de los trámites se realizan en el propio puerto: allí tendréis que pasar en primer lugar el control policial marroquí, donde facilitaréis tanto el pasaporte como la ficha de salida. El hecho de que haya que entregarla aquí y no en el interior del barco será el responsable de que el atasco principal se produzca al principio y de que sea tan recomendable ir con suficiente tiempo de antelación, 60 minutos aproximadamente, sobre todo en días de mucho tránsito.

   Los datos a rellenar serán iguales que a la ida, con la diferencia de que en Destination/provenance deberéis indicar la última dirección donde os habéis alojado en Marruecos, al igual que en Adresse au Maroc y que, como ya os han sellado por primera vez, podréis indicar vuestro código de entrada en la esquina superior derecha de la ficha para agilizar los trámites.

    Ya sólo faltará escanear el equipaje, entregar de nuevo el pasaporte a otro policía marroquí, que comprobará que ha sido sellado y finalmente, antes de entrar en la pasarela de acceso, entregarle el billete al responsable de la compañía naviera.

    Dentro del barco no será necesario realizar ningún trámite, y al aterrizar en territorio español pasaréis el control de policía español, donde se comprobará el pasaporte y el equipaje, para finalmente salir del puerto.

¿Y si voy con coche?

   Si habéis optado por cruzar en barco acompañados de un vehículo hay dos diferencias que debéis saber, en base a la identificación necesaria y la forma de transitar por el puerto.

   Además de la documentación que corresponde a cada persona, deberéis tener la que corresponde al coche, es decir: el permiso de circulación (comúnmente conocido como carta gris) y el certificado internacional del seguro (también llamado carta verde).

   También deberéis rellenar el denominado como modelo D16 ter, con intenciones similares a la ficha de entrada pero referido a vehículos. Podéis, o bien recogerlo a la hora de entrar en el puerto o bien acceder aquí y pinchar en el enlace que pone “formulaire”, rellenarlo, imprimirlo e ir con el trabajo ahorrado. De nuevo explico cada apartado:

>Bureau d’entrée: Lugar de entrada al país
>Date d’entrée au Maroc: Fecha de entrada

Referente al dueño o responsable del vehículo:
>Prénom et Nom: Nombre y apellidos
>Identifiant: Relación con el país
1. CIN (Nationaux): Marroquí residente en el extranjero.
2. Etrangers résidant au Maroc: Extranjero residente en Marruecos.
3. Etrangers non résidant ayant déjà visité le Maroc: No marroquí que ha viajado antes a Marruecos
4. Etrangers en première visite au Maroc: No marroquí que viaja por primera vez al país.
Entiendo que todos los que leáis esto pertenecéis a la última, o como mucho la tercera opción. Si es el tercer caso, no deberéis introducir nada más, y si es el último, tendréis que indicar el código de registro que os pusieron la primera vez que viajasteis a Marruecos.

Referente al vehículo en sí:
>Immatriculation: Matrícula
>Marque: Marca
>Type/Modèle: Modelo
>Genre: Tipo (turismo, caravana, motocicleta, etc.)
>Pays: País en el que el coche se mueve habitualmente
>Date de 1ère mise en circulation: Fecha de la primera matriculación
>Numéro de châssis: Número de chasis, especificado en la carta gris.

    Por último, si no sois dueño del vehículo, tendréis que presentar una declaración firmada del titular expresando su consentimiento o, si es alquilado, el contrato de alquiler, donde debe figurar que se puede salir con éste a Marruecos. Ni que decir tiene que todas estas documentaciones las deberéis tener accesibles hasta que os despidáis del país.

   Con respecto a cómo entrar, los pasos a seguir serán exactamente igual a si lo hacéis sin coche, sólo que en todo momento no hará falta que os salgáis de éste, ya que tendréis otro acceso habilitado. Pueden haber sutiles diferencias, por ejemplo en el puerto de Tarifa, donde el primer paso (la recogida de la tarjeta de embarque) se hace en la misma ventanilla de la naviera que utilizan el resto de los viajeros. Pero incluso aquí, cuando hay mucho movimiento (operaciones retorno o similares), improvisan otra ventanilla para que éste también se realice sin salir del vehículo.

Entrando por aire

Se trata de la forma más habitual para los viajes internacionales, teniendo en cuenta además que así se accede de forma directa a diferentes puntos de gran interés turístico, como Marrakech. También es muy utilizado por los españoles que no residen en el sur del país.

  Voy a pasar de puntillas en lo que se refiere a los trámites que corresponden a la terminal del aeropuerto en España, y que sintetizo en llegar con vuestro bono ya adquirido, facturar vuestro equipaje si fuera necesario, pasar el control de pasaportes y equipajes, esperar a que llamen a nuestro avión, acercaros a la puerta correspondiente y entregar el bono y el pasaporte al personal responsable de la compañía de aviación.

   Una vez hayáis aterrizado en suelo marroquí, os dirigiréis a la zona de llegada para recoger el impreso de embarque para rellenarlo. Si queréis ahorrar tiempo, os aconsejo nada más recogerlo dirigiros hacia la cola del control policial y, una vez allí y mientras que esperáis vuestro turno, rellenarlo (si habéis tenido la precaución de llevar un bolígrafo, mejor). Para no volver a repetir, os indico el enlace para retroceder a cómo rellenar la ficha de entrada.

    Llegado vuestro turno, entregaréis la ficha junto con vuestro pasaporte, pasaréis el control de metales y equipaje, recogeréis vuestro equipaje (en caso de que hayáis facturado) y ya podréis salir del aeropuerto.

   Finalmente, si vais por vuestra cuenta casi con total probabilidad necesitéis hacer uso de un taxi. Si ése fuera el caso, a la salida del aeropuerto tendréis indicadas las tarifas en un panel. Os aconsejo fijaros para que no intenten cobraros de más.

   A la vuelta, el trámite será exactamente el mismo: facturar el equipaje si fuera necesario, recoger y rellenar la ficha de salida, entregarla junto con el pasaporte a la autoridad, pasar el control policial y de metales, esperar a que os indiquen la puerta, mostrar el billete y el pasaporte a la persona responsable de la compañía aérea y recorrer la pasarela que os permite acceder al avión, rumbo de vuelta a vuestro lugar de origen.

Algunos consejos finales

   Aseguraros, en el caso que resulte necesario (que es casi siempre) de tener el pasaporte en regla y con caducidad superior a tres meses. Aunque hayáis escuchado a personas afirmar que a su pasaporte le faltaba poco por caducar y aun así no tuvo problemas, no toméis esa excepción como norma.

    No os durmáis en los laureles: recordad que en Marruecos todo va a otro ritmo y que no deberíais abusar de la frase “yo creo que me da tiempo”, sobre todo a la hora de entregar la ficha de entrada.

    Llevad bolígrafo para rellenar las fichas. Así no tendréis que pedirlo a nadie y ahorraréis tiempo. La única pega es que entonces será a vosotros a quien lo pidan.

   Aseguraros de no llevar en la maleta nada prohibido, pues no tendrán miramientos en echarlo para atrás. Me refiero principalmente si circuláis en avión, porque en el caso del barco son más permisivos: podréis llevar todo el equipaje que queráis y, si queréis llevar alcohol, os dejará un máximo de una botella de graduación alta y dos de baja (cerveza, vino) por persona.

   Tened a mano la dirección y el teléfono del alojamiento donde os vais a alojar, tanto para agilizar la formalización de la ficha de entrada como por si algún policía os pregunta, sobre todo si viajáis en avión.

   Si alguien viaja en coche y lo estacionaliza en el parking del puerto, puede beneficiarse de un descuento por viajar a Marruecos. Para ello es necesario sellar el ticket del parking en una máquina que hay antes de pasar el control policial español a la vuelta: fijaros bien, puesto que si no lo hacéis en ese momento ya no os podréis beneficiar. Y con estos últimos consejos y batiendo el record en número de palabras (a los nuevos lectores: os prometo que suelo ser mucho más amena) termino el artículo de hoy, no sin antes deciros…

Fuente: www.sientemarruecos.viajes