Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Entre el refugiado Al Ghali Al Mostafa Asayed y Amar Bellani: Crónica de una agonía anunciada

Ko técnico

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria s por milagro”. internacional u otra limosna haya llegado al campamento.

 

Entre el ex “presidente” del Polisario, el refugiado AL Ghali Al Mostafa Asayed y el nuevo, el argelino Ammar Bellani, las poblaciones de este triste campamento no saben a quién creer.

El segundo, su estaliniana APS y hasta la RT, al que la junta militar creía poder resucitar el “problema”, trata de nadar contra la corriente de la historia y haciéndolo, está asfixiando el “problema”. Un ex chivato franquista (polisarista) por un metepatas argelino.

¿Un relevo a la vista?

El Primero, a falta de algo tangible se inventa guerras, batallas, victoria y hasta el número de muertos como si su milicia armada tiene satélites y programas espaciales y entre ambos una España y unos españoles que, independientemente de sus grados informativos-conocimientos, descubren la naturaleza de una Argelia chantajista y un régimen delincuente con el que no se puede contar ni hoy ni nunca.

Por primera vez en 46 años de masacre argelina de los secuestrados de Tinduf, en España se califica al Polisario de terrorista y de asesino de españoles además de ladrón de la ayuda humanitaria internacional.

En frente, Marruecos, con su derecho, su buena gobernanza y su corrección para con todos y cada uno, cosecha los frutos de su buena conducta.

Lo dijimos y volvemos a decirlo, ninguna impostura dura eternamente, aunque “se adjudique” a algunos y engañe a otros.

El Sahara vuelve a ser lo que había sido siempre y nunca debió dejar de serlo.

Entre otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page