Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Entre la paz y la amalgama: Los imperativos de una nueva ecuación

Solución al problema y no problema a la solucion

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Mi compañero Said Jedidi recibió ayer el siguiente correo de un ex peso pesado del Polisario: “Por cierto, estoy totalmente de acuerdo con tu planteamiento. Si se busca la paz y no la amalgama el camino y los protagonistas tienen nombre y apellidos. 

El hombre hacía alusión a lo publicado recientemente en “Política y psicología popular: Mi peluquero y yo” en infomarruecos.ma. decía: “No cabe duda de que para impulsar una solución a este surrealista problema (el Sahara) se debe buscar una alternativa a las milicias de Argelia” decía mi peluquero antes de enlazar “No hace falta buscar, la hay, existe y es fiable: el MSP y los legitima y democráticamente elegidos por los sahrauies en las recientes elecciones”.

Efectivamente, tras 46 años de dilapidación de esfuerzos y de oportunidades con los generales de Argel y sus milicias va siendo tiempo de optar o por la paz en vez, omo sucede hasta ahora, por la amalgama.

O sea: que lo justo, realista, lógico e idóneo sería buscar una alternativa a la amalgama argelina, reparar lo incorrecto e imperfecto en este proceso de paz en el que, como antes dicho, la alternativa tiene nombre, apellido y hasta la dirección: el Movimiento saharaui para la Paz y el Corcas.

De tal modo que ninguna futura mesa de negociación de la ONU al respecto puede ser espejo de una representatividad equitativa sin contar con los representantes mayoritarios de la población saharaui sin descartar, no obstante, el fragmento minoritario que es el Polisario de Argelia.

La paz en el Sahara no se podrá alcanzar jamás con Argelia y su Polisario, sino con el MSP y los sahrauies marroquíes. Dicho con otros términos: con los patrocinadores de la guerra y sus marionetas, sino con los convencidos de la paz como « arma » de solución y vía hacia la normalizacion de una población secuestrada en un inhóspito desierto argelino, vegetando desde hace casi medio siglo.

Problema y solución. Es momento de optar porque atreverse es poder…

Del mismo autor en infomarruecos.ma:

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

  • Argelia y su Polisario: Hablar sin comprender

  • Campamentos de Tinduf ¿Insolación o ignorancia?

  • Argelia y su Polisario: Entre la realidad y la ficción

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page