Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Entre Zancadillas Diplomáticas y Pulgas Argelinas: La Resiliente Marcha de Marruecos

Avanzando...

Mi identidad no importa, solo mi mensaje. Mi hermana ha vuelto a Marruecos tras meses de hospitalización en Nuakchot, pero el resto de mi familia sigue en los campamentos del Polisario en Tinduf, olvidados por la “solidaridad” internacional y los “derechos humanos”.

No hemos tenido que esperar mucho para asistir a otra travesura diplomática del régimen gerontocrático militar argelino en contra de los intereses de Marruecos en el escenario internacional. Apegándose a su modus operandi horribilis, no han escatimado esfuerzos en su empeño enfermizo por entorpecer incluso la membresía de Marruecos en el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas? ¡Esta gente es maliciosa pero con dedicación!

Este juego de obstáculos diplomáticos de Argelia parece no tener fin. Esta vez, han logrado bloquear el intento de Marruecos de obtener un asiento en el Consejo Económico y Social de la ONU, utilizando el pretexto de preguntas sobre los « socios extranjeros » del Instituto de Estudios Sociales y de Medios de Comunicación marroquí. ¡Oh, qué ingenioso! Parece que Argelia ha descubierto un complot internacional secreto detrás de los esfuerzos marroquíes por contribuir al desarrollo económico y social.

Según responsables de dicho Instituto, la diplomacia argelina está alcanzando nuevas alturas de estulticia al cuestionar la presencia de socios y expertos internacionales en el instituto marroquí. ¡Como si estos socios y expertos fueran a autoinmolarse en las Naciones Unidas!

Parece que Argelia está decidida a bloquear todo lo que lleve el nombre de Marruecos, ya sea en el ámbito económico, social o, probablemente, incluso en el ámbito gastronómico. Quizás estén preocupados de que las especias marroquíes sean demasiado sabrosas para sus negados paladares diplomáticos.

Visto lo visto y a estas alturas de bisoñez diplomática, mientras el mundo sigue avanzando, Argelia parece estar atrapada en un bucle de enojo y obstinación hacia Marruecos. Mientras tanto, Marruecos sigue adelante, enfrentándose a los obstáculos argelinos con la paciencia de quien sabe que, al final del día, la genuina creatividad marroquí superará cualquier bloqueo diplomático. Y con los continuos chascos de todos los colores que se está llevando últimamente nuestro vecino impuesto por la geografía, no hay mejor refrán que este para cerrar esta columna de hoy: “A perro flaco, todo son pulgas”.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page