Crónica internacional

Esglobal Cinco años del Grado en Relaciones Internacionales en España  Lino González Veiguela

 En el curso 2009/2010, se empezaba a impartir en la Universidad Complutense de Madrid el primer Grado en Relaciones Internacionales ofertado en el panorama académico público español. La Universidad Pontificia Comillas, como centro privado, se sumaba también entre las primeras en impartir estos estudios. Desde entonces, varias universidades han ido incorporando ese grado a su curriculum. He aquí una breve guía para conocer algunas de las características de estos estudios de Grado que cumplen cinco años en nuestro panorama académico.

© iuhrlqe/Fotolia

© iuhrlqe/Fotolia

La gran pregunta: ¿dónde estudiarlo?

En estos últimos cinco años, los alumnos interesados en estudios de Relaciones Internacionales han visto cómo la oferta se ha ido ampliando progresivamente. Primero fueron la Universidad Complutense, la de Comillas y la Europea de Madrid; después, el Grado fue incluido en los programas académicos de universidades como la Rey Juan Carlos en el curso 2011-12, todas ellas ubicadas en la Comunidad Autónoma de Madrid. Actualmente, el número de universidades privadas con un grado en Relaciones Internacionales es muy superior al número de públicas que ofrecen esos estudios: ocho privadas, cuatro públicas.

Sin embargo, la posibilidad de estudiar un grado en asuntos internacionales en las universidades públicas, aunque lentamente, ha ido aumentando y está previsto que lo siga haciendo: el curso 2014-15 es el primero que la Universidad Carlos III imparte su Grado en Estudios Internacionales, y para el curso 2016-17 está previsto que la Universidad Pompeu Fabra comience a impartir su Grado en Global Studies. Se convertiría en el primer centro universitario público en ofrecer un grado en asuntos internacionales fuera de Madrid.

En cuanto al precio, es variable. En el caso de los centros privados, el elevado desembolso de dinero en la matrícula supone una barrera de entrada insalvable para muchos alumnos, que ni siquiera pueden plantearse esa opción, salvo que sean beneficiarios de becas o recurran al endeudamiento. En los centros públicos, el aumento de las tasas académicas ha sido muy elevado en los últimos años. El coste se dispara si los alumnos tienen que desplazarse a otra ciudad para estudiar. En este sentido, el Grado en RRII no ofrece mucha diversidad geográfica. A diferencia de los másteres en asuntos internacionales, con una oferta más diversificada geográficamente, las opciones de cursar un Grado en Relaciones Internacionales –o en estudios internacionales- fuera de Madrid continúan siendo limitadas. El primer centro en impartir un Grado en RRII fuera de Madrid fue la universidad privada catalana Ramón Llull, en el curso 2012-13. Actualmente, el Grado en RRII se puede cursar además en centros universitarios privados de Andalucía (Universidad Loyola), País Vasco (Universidad de Deusto), Valencia (Universidad Europea) y Castilla y León (IE University).

¿Son estudios demandados o sólo un nicho académico más?

Se podría decir que ambas cosas. Las universidades con las que hemos podido hablar coinciden: la demanda para cursar un Grado en RRII no ha dejado de aumentar. Por otra parte, el número total de plazas ofertadas en el ámbito nacional (¿aún?) no es lo suficientemente amplio como para compararse con otros estudios consolidados, como los de Derecho o Economía.

Sirvan de ejemplo las experiencias de la Universidad Nebrija, de la Rey Juan Carlos (URJC I) y de la Carlos III. En los dos primeros centros, que ya imparten el Grado desde hace varios cursos, han comprobado que la demanda para cursar estos estudios ha sido muy alta desde su implantación: “El Grado en Relaciones internacionales es uno de los que más interés suscita y la demanda ha ido creciendo de manera evidente tanto para la titulación simple como para las dobles. Los candidatos están especialmente interesados en el peso del inglés en la titulación y en las salidas internacionales, es decir, en las Universidades con las que tenemos acuerdos de intercambio”, nos dice Adela M. Alija, coordinadora del Área de RRII de la Universidad Nebrija. Ese mismo interés creciente lo han comprobado en la Universidad URJCI, según la profesora Cristina Figueroa, coordinadora del Grado en RRII: “En todos los cursos hemos tenido muchas más solicitudes para cursar los Grados y los dobles Grados de las plazas que podíamos ofertar. En los grados en RRII, tanto en el impartido en inglés como en castellano, ofrecemos cada curso 70 plazas. También en el doble grado con Economía. En el resto de dobles grados las plazas ascienden a 10 por doble grado”. Figueroa añade que en las universidades públicas, como la URJC I, esa alta demanda se traduce en que los alumnos que consiguen entrar son aquellos con una mayor nota de corte. En su primer año de Grado en RRII los alumnos admitidos en la URJC I, nos dice, tenían una media por encima del 10 (sobre 14).

En la Universidad Carlos III, que ha comenzado a impartir el Grado en el vigente curso 2014/15, también han tenido una gran respuesta por parte de los alumnos. Desde la Administración de la universidad, Israel Chacón ofrece algunas cifras sobre este Grado impartido íntegramente en inglés: “La demanda en primera opción fue del 282%, es decir, por cada plaza ofertada hubo 2,8 estudiantes que eligieron este grado como su primera opción. La oferta fue de 40 plazas, que lógicamente se cubrieron en su totalidad en julio con la nota de corte más elevada de Madrid para estos estudios: 11,4 puntos sobre 14”. El próximo curso se añadirán a la oferta académica del centro tres planes de doble grado, también con 40 plazas (Estudios Internacionales más ADE –en inglés-, más Derecho o más Ciencias Políticas –con asignaturas en castellano e inglés), para los que esperan una alta tasas de solicitudes.

¿En qué idioma estudiar?

Hay tres tipos de Grados en RRII desde el punto de vista del peso del inglés como lengua vehicular de las materias impartidas. Aunque no son mayoritarios, existen Grados impartidos completamente en inglés (IE University, URJC I y Carlos III). La mayoría de los Grados se imparten en una modalidad mixta –parte de la carga académica en inglés y parte en castellano-: el porcentaje de créditos impartidos en cada lengua varía en función de cada centro. Por último, también hay grados cursados totalmente en castellano, aunque resulta imprescindible contar con conocimientos de inglés para manejar materiales educativos.

En el caso de la Universidad Nebrija nos dicen que “los alumnos que lo deseen pueden optar por realizar en inglés más del 70% de las asignaturas de la titulación, esto se hace extensible a los dobles grados, teniendo menos presencia de asignaturas en inglés, por razones obvias el doble grado con Derecho”. Un planteamiento similar se sigue en la URJC I. Además de su grado cursado íntegramente en inglés, Figueroa comenta que “el inglés tiene un peso relevante en todos los estudios internacionales de nuestro centro, tanto en el grado como en los dobles grados”.

Respecto a las terceras lenguas que se pueden estudiar en los Grados en RRII, las principales son francés, chino, árabe y alemán. En la mayoría de los grados, esas terceras lenguas forman parte del programa, como asignaturas optativas. Sorprende que en ningún Grado se incluya el ruso como lengua optativa, una marginación que también se observa en otros países, a pesar de que es el idioma de la política en los negocios en buena parte del bloque euroasiático.

¿Grado o Doble Grado?

La implantación de los dobles grados con RRII ha ido en paralelo a la del grado simple. Aunque hay universidades que sólo imparten Relaciones Internacionales en una de las modalidades de doble grado (como la Pontificia Comillas, la Loyola o la Francisco Vitoria), en la gran mayoría de los centros se puede cursar tanto el grado simple como uno de los dobles. “El mismo curso que comenzamos a impartir el Grado, ofrecimos por primera vez los dobles Grados de RRII con Periodismo y con Derecho. En el curso siguiente, se añadió Administración y Dirección de Empresas (ADE), uno de los más demandados. El último doble grado que hemos incluido en nuestra oferta académica, en el curso 2012/13 fue el de RRII con Turismo”, explica Adela M. Alija, Coordinadora de Relaciones Internacionales de la Universidad Nebrija. En la URJC I: “Un año más tarde de incluir el Grado en inglés, añadimos en castellano, y comenzamos a incluir diversos dobles Grados”. En la actualidad, la URJCI cuenta con dobles Grados en RRII más Economía, Periodismo, Derecho o Ciencias Políticas.

La oferta de Dobles Grados con RRII alcanza en la actualidad ocho modalidades: con Administración y Dirección de Empresas (ADE), con Economía, con Periodismo, con Traducción, con Turismo, con Derecho y con Ciencias Políticas. Estos dobles grados suelen constar de 5 cursos, frente a los 4 cursos que duran la mayoría de los Grados en RRII.

Implicación y participación de los alumnos

Los estudios en RRII, como otros estudios, nos explican desde la URJC I, se fundamentan en tres pilares esenciales: el compromiso del centro universitario en mejorar constantemente el nivel de competencia académica; el nivel del profesorado y su formación continua y la participación de los alumnos en actividades complementarias a las clases.

La mayoría de los centros que imparten el Grado en RRII tratan de alentar las actividades extracurriculares de los alumnos. Las modales son diversas: desde las conferencias de expertos organizadas por el centro o por los propios alumnos hasta los viajes de estudios a Bruselas para conocer las sedes de las instituciones de la Unión Europea y su funcionamiento. En ocasiones, referencias mundiales en alguna de las materias estudiadas en RRII, visitan nuestro país con el único fin de impartir una conferencia o un taller en alguno de los centros españoles en los que pueden cursarse estos estudios.

La profesora Figueroa subraya la importancia que tiene fomentar las actividades gestionadas por los alumnos. En el caso de los alumnos de RRII de la URJC I comenta que, además de los seminarios organizados por el departamento en colaboración con la universidad, los alumnos promueven la organización de charlas y conferencias. Además, y con la ayuda de los profesores, se encargan de gestionar un Modelo de Naciones Unidas (URJC Model of United Nations) que, según ella, se ha convertido en una referencia en Madrid en su campo. También destaca la cuenta de Twitter en la que los alumnos comparten y reciben información relacionada con sus estudios. Adela M. Alija destaca también la importancia que dan en Nebrija a la implicación de los alumnos en actividades que complementen la formación curricular: “En el Área de Relaciones Internacionales, estamos potenciando mucho las actividades de extensión académica que complementan la formación de nuestros alumnos fuera del aula. Los alumnos hacen un viaje de estudios a las Instituciones europeas en Bruselas. Asimismo tenemos un Nebrija MUN (Model of United Nations) donde adquieren competencias muy importantes para su carrera; también desarrollamos seminarios y jornadas especializadas con expertos en diferentes temas o hacemos encuentros profesionales”.

Movilidad internacional de estudiantes

La experiencia de cursar al menos un año académico de grado en una universidad de otro país es una oportunidad con potenciales beneficios académicos y personales. El principal obstáculo para aprovechar esa oportunidad suele ser económico. Además de las becas –como Erasmus o Erasmus Mundus, no siempre con una dotación adecuada, y de los convenios con entidades financieras- de las que pueden beneficiarse los alumnos, los centros que imparten el Grado en RRII cuentan con numerosos convenios establecidos con universidades de todo el mundo para que sus alumnos puedan estudiar en importantes centros de otros países.

“Como todas la universidades, la URJC I tiene programas Erasmus y Erasmus Mundus. Todo alumno que quiere irse a estudiar uno o dos años fuera de España, se va. Tenemos la posibilidad de estudiar casi en cualquier país del mundo: europeos, por supuesto, pero también de fuera de Europa, desde Estados Unidos o China, hasta Brasil o Turquía. Tenemos alumnos, de hecho, que cursan los dos primeros años en nuestra universidad y que los dos siguientes los pueden hacer en Alemania y en Estados Unidos, por ejemplo”, nos explica Figueroa. Es el mismo planteamiento que siguen otras muchas universidades españolas que ofrecen el Grado en RRII. En la Nebrija, nos comenta Adela M. Alija: “tenemos convenios internacionales tanto de intercambio de alumnos y profesores como de investigación, que, además, cada vez son más numerosos, con universidades europeas (en Reino Unido, Holanda, Italia, Portugal, Alemania o Francia) , americanas (en Estados Unidos, México, Brasil, Chile, Ecuador, Argentina), asiáticas (China, Corea del Sur, Japón, Singapur)”.

En el caso de los dobles grados, los alumnos pueden llegar a cursar hasta tres cursos en tres universidades distintas y en tres países diferentes. Una opción que, siendo importante en muchos otros estudios, lo es sin duda en el caso de los estudios sobre asuntos internacionales.

Prácticas y salidas profesionales

Muchas universidades españolas que imparten el Grado en RRII incluyen en sus programas créditos reservados para que el alumno realice prácticas profesionales. Otros centros facilitan que los estudiantes graduados puedan realizar esas prácticas una vez completados sus estudios. La posibilidad de realizar unas prácticas es, obviamente, un aspecto importante para los que cursan un Grado en RRII.

Los convenios de los centros para facilitar que sus alumnos puedan realizar prácticas tienen en cuenta que las salidas profesionales a las que aspiran estos estudiantes son de lo más variadas, incluyendo tanto el sector público como el privado y el tercer sector: la acción exterior del Estado (alto funcionariado, cuerpo diplomático), las organizaciones intergubernamentales (Unión Europea en especial), el mundo del desarrollo y la cooperación internacional, la empresa internacional y las consultorías. “En Nebrija hay un departamento responsable de los programas de prácticas. A pesar de lo reciente del título estamos trabajando mucho para ampliar la oferta de prácticas que tiene que contemplar tanto instituciones públicas y privadas como empresas”, comenta Adela M. Alija. Por su parte, en la URJC I, explica Figueroa: “Como parte de la formación, los alumnos tiene que realizar prácticas obligatorias. Tenemos alumnos que han hecho prácticas en organismos internacionales, como la OTAN o la OCDE; en el Ministerio de Asuntos Exteriores y en el Ministerio de Defensa; en think tanks y también en ONG, tanto fuera como dentro de España. Además, estamos trabajando en implantar una bolsa de trabajo propia coordinada por la Universidad a través de la oficina de egresados”.

¿Relaciones Internacionales o Estudios Internacionales?

Grado en Relaciones Internacionales es el nombre con el que se presenta este grado en casi todos los centros universitarios españoles. Menos en dos casos: la Universidad Autónoma de Madrid y la Carlos III ofrecen grados en Estudios Internacionales. ¿Simple cuestión semántica para diferenciarse del resto?

Según el profesor Manuel Hidalgo, vicedecano del grado en Estudios Internacionales de la Carlos III, las diferencias del grado que se imparte en su centro respecto a otros en RRII van más allá de una simple cuestión terminológica: “Siguiendo el modelo de algunas universidades extranjeras, hemos planteado un grado que incluya en el programa asignaturas y enfoques que no son tan habituales en el panorama académico español. Nuestra intención es abordar las cuestiones internacionales desde una perspectiva lo más multidisciplinar posible basada en las Ciencias Sociales y no tan centrado en los actores clásicos de la escena internacional, que han sido tradicionalmente los Estados y las organizaciones internacionales”. En este sentido, afirma que plantean unos estudios basados, sobre todo, en los procesos internacionales en curso -desde la globalización hasta los cambios tecnológicos y las transformaciones sociodemográficas- y no tanto, como ha sido tradicional, en los actores y las organizaciones.

Hidalgo comenta el planteamiento de la Carlos III no entra en colisión con el más clásico de los asuntos internacionales, aunque pretende abrir más el campo de estudio. En este sentido, comenta además que en la mayoría de los programas de Grado en RRII que se imparten en España se incluyen asignaturas y enfoques que tratan de superar esa visión estatocéntrica a la que hace referencia. A la hora de diseñar su grado, desde la Carlos III han tratado de avanzar un poco más en ese camino. Afirma también que, por descontado, no hay un solo planteamiento de los Estudios Internacionales que pueda considerarse como arquetípico: en función del centro universitario, se acentuará más un enfoque u otro, sin que eso implique que ningún enfoque pueda ser considerado el más adecuado en absoluto para explicar la compleja realidad internacional.

En el caso de la Universidad Autónoma, el Grado en Estudios Internacionales que imparten tiene un enfoque centrado, principalmente, en las relaciones culturales, sin por ello, afirman desde el centro, renunciar a explicar el gran peso que aún tienen los actores tradicionales.

Con un enfoque basado también en los fenómenos internacionales se presenta también el Grado en Global Studies que se impartirá en la Universidad Pompeu Fabra a partir del curso 2016-17 -aunque los estudiantes que inicien su formación el próximo curso podrán enlazar fácilmente con dicho grado-. Constará de tres cursos y al menos los dos primeros tendrán que ser cursados en inglés. El grado ofrecerá la posibilidad de especializarse en algunas de las grandes áreas geopolíticas y culturales del mundo (Europa, Asia Oriental, Iberoamérica, Mediterráneo, Norteamérica y África).

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page