FeaturedLas cosas lo que son

España: De cara al 28/4:

Nuestros vecinos del norte

 

El domingo está a la vuelta de la esquina. Nuestros vecinos del norte se calientan para trasladarse este día a las urnas para decidir la nueva configuración del Congreso y, de paso, al nuevo (quizás, según los sondeos) viejo inquilino de la Moncloa.

Los sondeos (hasta ahora) son casi unánimes acordar al PSOE una mayoría absoluta con 128-132 escaños (28’1%), seguido de su rival “histórico” el PP con 84-87 escaños (20’1%).

Pero, habrá que esperar. Los anteriores comicios nos han enseñado que no pocos españoles toman el tren en marcha. Es decir: que decidirán su voto en el último momento, ya sea el día de reflexión, el mismo día de la votación o de camino a las urnas.

Para nosotros los marroquíes lo esencial para nosotros es una fuerte participación, ilustración de la salud democrática y muro ante el escepticismo, terreno abonado de extremismos y de populistas.

Y es que, cufiemos, en que la política de un partido no es la de este partido que representa a toda la nación.

En todas las alternancias políticas en España (PSOE o PP) las relaciones con Marruecos han ido de bien a mejor, lo que significa que el Reino es, para España, cualquiera que gobierne, una constante, a pesar de algunas alucinaciones destinadas al consumo local, que perturban, y es normal, la ética electoral.

Los que afirmaban, con una mezcla centesimal de ingenuidad y de morofobia que Marruecos es, para los gobiernos de España un asunto de política interior, se han equivocado: en los debates brillaba por su ausencia y hasta el tema migratorio ha sido eclipsado por otras cuestiones más acuciantes en una España que, con estas elecciones y la eclosión de nuevas y enigmáticas fuerzas políticas, se coloca en la encrucijada de la incertidumbre.

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page