España: Erase (es) una vez el “trama Gürtel”

0

La ostentosa boda de la hija del anterior presidente de España, José María Aznar, el 5 de septiembre del 2002, contó entre más de sus mil invitados con los cabecillas responsables  de lo que se ha conocido como la “trama Gürtel”,  una red de corrupción surgida alrededor del Partido Popular.

Hamid El Idrissi El Imrani
Incluso once años más tarde se pudo desvelar que Francisco Correa, un empresario no muy conocido públicamente en esa época y cuyas empresas organizaban la mayoría de los actos del PP, no solo regaló más de 30.000 euros para el  pago de la organización del  banquete de Ana Aznar y Alejandro Agag, sino que hizo lo propio con otros cargos del PP (el ex diputado Benjamín Martin Vasco y el ex alcalde de Arganda del Rey, Ginés López). En marzo del 2012 dimitiría el ex socio del ya yerno del ex presidente Aznar, Jacobo Gordon, al admitir que recibiera 600.000 euros de esta trama para financiar una operación urbanística en Alicante.
Pero volviendo a los invitados de la denominada “boda de la tercera infanta”, otros “salpicados” en Gürtel  y otros casos de corruptela han sido Rodrigo Rato (ex vicepresidente económico del Gobierno con el tema de las “Tarjetas Black” y otros delitos como fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales), Miguel Blesa (ex presidente de Caja Madrid, quien se suicidó tras ser condenado a 6 años por la trama también de las Tarjetas Black y otras estafas),  Francisco Camps (ex presidente de la Comunidad Valenciana investigado en el caso Gürtel y en el ´caso de la Formula 1 de Valencia´ y por dudosos contratos relacionados con la visita del Papa en 2006), Jaume Matas(ex presidente balear, condenado a 6 años de cárcel por varios delitos entre ellos prevaricación, cohecho, malversación, delito fiscal y delito electoral y otros 3 años y 8 meses por el caso Nóos en 2017), Rita Barberá (ex alcaldesa de Valencia, trama Erial, fallecida en un hotel de Madrid de un infarto, dos días después de declarar sobre un supuesto blanqueo de capitales), Esperanza Aguirre (ex presidenta de la Comunidad de Madrid declaró como testigo en el caso Gürtel y aunque ella no está implicada de forma directa sí ha visto la imputación de algunos de sus hombres de confianza, como Ignacio González, que le sucediera  en la presidencia de la Comunidad de Madrid, por el caso ´Lezo´  y Francisco Granados por el caso ´Púnica´, en libertad provisional ambos tras depositar una fianza de 400.000 euros cada uno).
Tantos años han pasado desde que se empezaron a destapar las primeras irregularidades que la trama se considera en fases.  Estamos ante la mayor red de corrupción de un partido político en España, donde 29 políticos, algunas de sus esposas, empresarios y cargos del PP han sido condenados este jueves por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en una instrucción que ha durado casi una década.
351 suman los años de cárcel impuestos por el tribunal a 29 de los 37 iniciales acusados, pues en este momento se ha juzgado la primera fase de la trama Gürtel, de 1999 a 2005.
Todavía pueden “caer” más políticos del Partido Popular. El 26 de julio de 2017 el mismísimo   Mariano Rajoy declaró como testigo ante el Tribunal donde tuvo que responder a cuestiones relacionadas con la financiación de su partido y la existencia de una ´caja B´.  El ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, ha sido uno de los protagonistas de este juicio en el tema de la financiación del partido, tanto que el caso es conocido con su propio nombre: ´Los papeles de Bárcenas´.
El cabecilla Francisco Correa ha sido condenado a 51años y 11 meses de prisión y el ex tesorero a 33 años y 4 meses. La esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias, ha sido condenada a 15 años y 1 mes por ocultar rentas e ingresos en cuentas en España y Suiza (hasta 48,2 millones de euros). Otro empresario y ex político del PP, considerado “segundo” en la trama empresarial de Francisco Correa, Pablo Crespo, a 37 años, quien ya fue condenado en 2009 por el juez Baltasar Garzón, por unos fraudulentos contratos relacionados con Correa y la trama Gürtel. En 2017 Pablo Crespo se ve de nuevo implicado en otro caso, los llamados ´Paradise Papers´. Condenado por el TSJ de la Comunidad Valenciana a 13 años y 3 meses por la rama valenciana del caso Gürtel conocida como caso FITUR, este 8 de mayo el Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia.
El PP se ha convertido en el primer partido político en democracia condenado a pagar una multa de 245.000 euros como partícipe a título lucrativo por su implicación en los primeros años de actividades de la trama. “Un enriquecimiento ilícito en perjuicio de los intereses del Estado”, según el veredicto de la Audiencia Nacional.
La Fiscalía Anticorrupción acusa a la trama empresarial de enriquecerse a través de sobornos y comisiones a cargos públicos del PP de manera continuada, “un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional a través de mecanismos de manipulación de la contratación pública central, autonómica y local”.
La ex ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (2011-14), Ana Mato, ha sido condenada al pago de 27.857 euros por lucrarse de los “regalos” que su ex marido Jesús Sepúlveda y entonces alcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) obtuviera de la corrupta red. Propuesta para el cargo por Mariano Rajoy, en 2014 tuvo que dimitir del mismo por considerarla el juez Pablo Ruz participe a título lucrativo y haber disfrutado de viajes y regalos provenientes de miembros de la trama pero su implicación no influirá en que siga siendo asesora del PP europeo.
Ante la gravedad de los hechos probados y la sentencia de esta fase de Gürtel, la reacción de los diferentes partidos políticos no se ha hecho esperar. Pablo Iglesias, Secretario General de Podemos, insta a Pedro Sánchez, líder del PSOE, a presentar una moción de censura en contra de Rajoy. “Ninguna democracia puede soportar a un partido delincuente en el Gobierno”, declaraba Iglesias a la par que culpaba a PSOE, Ciudadanos y Partido Nacionalista Vasco, PNV, de dejar gobernar a un partido “delincuente” y permitir que M. Rajoy siga en el poder.
Albert Rivera, líder de Ciudadanos (Cs) expresaba: “Es muy grave que España tenga un gobierno condenado. Hay un antes y un después de la sentencia”. Tienen intención de reunirse a principios de junio donde su Ejecutiva decidirá qué acciones tomar y donde se deje claro que Cs ya no es el socio principal del Partido Popular.
El portavoz de Partido Democrático Catalán (PDeCAT), Carles Campuzano, ha reclamado la dimisión del presidente del Gobierno y ha exigido que se asuman de una vez por todas las responsabilidades políticas en este caso. PdeCAT ha anunciado que dará su apoyo si se presenta una moción de censura contra el presidente.
El portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Gabriel Rufián, cree que la ley de partidos se podría aplicar al PP para “ilegalizarlo”, al tratarse de una “auténtica máquina de robar y de corrupción según lo dicen los jueces”, expresaba Rufián y añadía “Los mismos que se han dedicado a ´judicializar´ la democracia en Cataluña y a ´dar lecciones´ a quien colocaban urnas son los mismos que están hoy condenados por robar.”
La CUP arremete ante la sentencia denominando al PP de “banda criminal que se lucra y financia con la corrupción” y que cuenta con “más de 800 miembros procesados”
Por supuesto, los responsables del Partido Popular quieren hacer ver que desconocían lo ocurrido o que los hechos se circunscriben a los Ayuntamientos de Pozuelo y Majadahonda, donde el PP nacional “no puede conocer los gastos extracontables en los que incurra algún candidato a título individual”, por lo que el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo aseguraba:  “una vez más, respeto a los tribunales aunque no comparta el contenido de la resolución judicial” ha anunciado que recurrirá la sentencia porque recoge “una apreciación de los hechos completamente errónea”.
El PSOE considera inaceptable la respuesta del PP y el Gobierno ante esta sentencia que implica políticamente al presidente del  Partido Popular y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, ha exigido la dimisión ´inmediata´ de Rajoy “por confirmarse  la existencia de la ´caja B´ que benefició un sistema de corrupción institucional y un manejo de dinero negro cuando Rajoy estaba ya al frente de su dirección” y añadía “En cualquier país con una calidad democrática contrastada con un asunto de esta naturaleza e importancia sería prácticamente automática (la dimisión), pero vistas las primeras reacciones de los acólitos de Rajoy en su partido y en el Gobierno parece que están muy alejados de ello”
No olvidemos que este macro juicio no se ha resuelto de la noche a la mañana. Todo lo contrario, nueve años han pasado desde el inicio de la instrucción y 1700 folios así lo recogen. La inhabilitación y destitución del juez Baltasar Garzón, que desarticuló en los primeros meses del 2009 y tras casi un año de investigación en secreto, la trama Gürtel y nueve muertes inesperadas son otras noticias relacionadas con la corrupción del Partido Popular.
Hemos comentado el fallecimiento de Rita Barberá, ex alcaldesa de Valencia y el suicidio de Miguel Blesa, uno de los últimos pues fue hallado en una finca de Córdoba con un tiro en el pecho el 19 de julio del 2017 y debemos añadir otros que de alguna u otra manera han tenido relación con el caso: Juan Pérez Mora, un falso juez que intentó engañar al cerebro de la trama, Francisco Correa, que se suicidó poco después de que estallase el caso; el siguiente fallecimiento fue el de un antiguo trabajador del PP y padre del principal testaferro de Luis Bárcenas en Suiza, Francisco Yáñez Román, quien moría una semana antes de declarar ante el juez Ruz; no ha trascendido la causa de la muerte. Al año se suicidaría, en enero del 2015, en un hotel de Bilbao, María del Mar Rodríguez Alonso, esposa del senador del PP Tomás Burgos y coordinador de comisiones, antes de denunciar que ella estaba siendo “víctima de un estado policíaco”. José Martínez Núñez sería el tercer fallecido, un empresario canario que murió por causas naturales antes de ser condenado por su implicación en el caso Gürtel. Martínez Núñez también sería investigado por su presunta conspiración en el asesinato de otro empresario con el que se había enemistado por un tema de adjudicación de obras. Solo tres días después se certificó la muerte por un accidente cerebro vascular del juez Antonio Pedreira, que instruyó la trama Gürtel durante casi 3 años tras la destitución del juez B. Garzón.  Isidoro Cuberos había desaparecido unos días antes de que su cuerpo se encontrase en un barranco de la provincia de Málaga, la versión de su muerte fue accidente de tráfico. Cuberos había sido miembro del PP andaluz y “hombre de Javier Arenas” cuando éste fuera secretario general del Partido Popular en Andalucía. Cuberos había sido citado para declarar ante la Fiscalía por vincularse fraudulentamente la adjudicación del expositor de Jerez en la Feria Fitur 2004 a una empresa del entramado. La citación para declarar tampoco le llegó a Francisco Sánchez Arranz, el siguiente fallecido, concejal del PP en Boadilla del Monte,  que habría aprovechado su influencia para adjudicar terrenos públicos a empresas de la trama por precios inferiores a los procedentes. Como también fue jefe en el gabinete de presidencia de la compañía aérea española ´Iberia´ en otro juicio prestó declaración alegando que favorecía que los hijos de José María Aznar y otras personas afines a Francisco Correa comprasen pasajes de avión en clase turista para luego viajar en primera clase. Otro fallecimiento en febrero del 2016 fue la del arquitecto Leopoldo Gómez, imputado por el juez por presuntos delitos de prevaricación y cohecho. Era hombre de confianza de Sepúlveda, ex marido de la ex ministra Ana Mato, y conocía los “tejemanejes” del ayuntamiento de Pozuelo, de Madrid. Los hijos del ex tesorero del Partido Popular, Álvaro Lapuerta, relataban las extrañas caídas sufridas por su padre, la segunda de ellas que le dejó en coma por un tiempo, sirvieron como excusa para no comparecer o retrasar su presencia ante los tribunales. El mismo Lapuerta había denunciado llamadas amenazantes recibidas en las que se le anunciaba “Eres ya un hombre mayor, piensa en tus hijos y en tus nietos, ten cuidado con lo que haces.”
Ahora todos reaccionan a una sentencia que no hace más que confirmar lo que desde años se viene muchas veces intuyendo y otras tantas comprobándose. Bárcenas deberá volver a la cárcel, donde ya estuvo 19 meses en prisión preventiva por la caja B del PP. Las mentiras de un testigo excepcional, un presidente en activo por primera vez declarando en la historia democrática española, Mariano Rajoy y donde en los llamados papeles de Bárcenas se anotan pagos en B a un tal “M. Rajoy” que nadie parece querer conocer, son temas aún por resolver.
Pedro Sánchez no ha perdido el tiempo y presentaba este viernes a primera hora de la mañana la moción de censura sin esperar a que el próximo lunes se reúna el Comité Federal del PSOE.  En esta situación obliga a Ciudadanos a posturarse en este tema y aunque hayan arremetido contra la corrupción de todo el Partido Popular está por ver si apoyan la moción.  Si no lo hacen, Pedro Sánchez deberá contar con los partidos independistas catalanes y los nacionalistas vascos.
El pacto de Sánchez e Iglesias con los socialistas catalanes pasaría por retirar el artículo 155 que aún sigue aplicándose en Cataluña.
Ubiquemos que  la moción de censura es un sistema de sustitución del jefe del Ejecutivo sin implicar la celebración de unas elecciones, por lo que esta fórmula tiene que presentar una alternativa y tiene que contar con la presentación de al menos la décima parte de los diputados, en este caso, 35 escaños. Cumplen estas condiciones el PSOE, el PP y Unidos Podemos. Necesitaría el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados. Tras su comunicación al presidente del Gobierno y al Rey, el candidato propuesto a la presidencia se consideraría automáticamente investido.
Si la moción de censura se presenta y hasta que no se decida, por ley no se podrían proclamar elecciones anticipadas, como había pedido Ciudadanos.
Cuando el Gobierno asegura que no le afecta “en modo alguno la sentencia” y donde Rajoy destaca que “el PP es mucho más que 10 o 15 casos aislados” vemos que esta actitud habrá podido servirle en otras ocasiones, pero en este momento no puede obviar que su partido está condenado y el señor Rajoy ha perdido la poca credibilidad que ya tenía.
María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP y actual ministra de Defensa, será interrogada sobre la caja B de Génova el próximo martes. Solo dos días antes de la sentencia de Gürtel, otro líder del PP ha sido detenido en su vivienda por su implicación en la llamada ´Operación Erial´, el hombre “que lo fue todo” en el PP valenciano, Eduardo Zaplana, ex ministro de Aznar y que había ocultado durante años en Panamá la friolera de 10 millones y medio de euros procedentes de supuestas comisiones ilegales. El caso de Cristina Cifuentes hace escasamente un mes por la falsificación de su máster y por el que no pensaba dimitir hasta que asomó un video donde se visionaba que la presidenta de la Comunidad de Madrid era registrada por robar unas cremas de un gran almacén.
Son muchos los casos. Difícil situación la que está viviendo el Partido Popular que sigue nadando contra corriente y contundente la respuesta de M. Rajoy al decir que los ciudadanos son los que dan los “certificados de credibilidad” y que por él seguirá los cuatros años de legislatura.
Parece que el señor Rajoy está obviando la sentencia que ha condenado a su partido y por la que ha perdido su credibilidad como líder político; se ha demostrado que mintió en sus declaraciones como testigo al contestar sobre la financiación de su partido y la existencia de cuentas en negro. Ya no puede seguir escurriendo responsabilidades. Cuando debiera haber respondido como Presidente del Gobierno no lo ha hecho y ha judicializado en muchas ocasiones la política. También la misma justicia ha respondido ante la corrupción del Partido Popular y con esta sentencia se inicia el fin de la era Rajoy. El resto de fuerzas políticas aprovechan este argumento para  abanderar la decencia, la democracia y la Constitución.
¿Aportarán a España estabilidad y orden político quienes tomen el inminente e inevitable relevo en el gobierno central del país?
El Imrani El Idrissi Hamid