CrónicasEn voz altaFeatured

España/ Ley del embudo ¿ Son más sahrauies que los propios sahrauies?

Las cosas, lo que son

 

Said Jedidi es periodista y escritor, embajador de la paz por el Circulo Universal de Embajadores de la Paz y presidente nacional (Marruecos) de la Asociacipn mundial de escritores en español

El Movimiento de los sahrauies por la paz (MSP), que, como su nombre, obra por la paz y la distensión, que no militariza a niños y que no es cordón umbilical de ningún régimen militar, publicaba hace unos instantes una declaración en la que afirma que  la visita del Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez a Maruecos inaugura una etapa nueva no solo en las relaciones entre los dos países,  también marca el estreno de una política inédita y más comprometida de España en relación a su ex colonia del Sahara Occidental.

El MSP es un movimiento, como antes dicho que obra por la paz. Dicho con otras palabras: obra para poner fin a los sufrimientos de 46 anos de los secuestrado en el gulag argelino de Tinduf. Lo que, paradójica y lamentablemente no parece del gusto de los que quieren, por obvias razones, eternizar esta trágica situación de los rehenes de Tinduf.

“Más que los debates parlamentarios apasionantes, más o menos interesados o espurios en torno a la cuestión, precisa el MSP en su declaración, lo que de verdad importa y desean los saharauis es una acción resuelta y eficaz capaz de contribuir   a la solución pacífica y viable desde un enfoque realista y pragmático que ponga fin a medio siglo de sufrimientos”. 

Lo que desean los sahrauies no los que zancadillean todo intento de encontrar una solución fiable, real, realista y realizable a este problema prefabricado por Libia de Gadafi y Argelia de Boumedian y patrocinado ahora por os herederos de su ideología.

“El MSP que recoge el sentir de la mayoría de la población originaria del Sahara, concluye la declaración, acoge con satisfacción la nueva política de España y manifiesta su deseo de que Pedro Sánchez abra una etapa de paz y esperanza tras cincuenta años de guerra, exilio y penalidades.

Sahrauizados de circunstancia y solidarios por interés. Los verdaderos sahrauies han dicho su palabra. El resto es secundario, accesorio e insignificante.

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page