CrónicasEn voz altaFeatured

España/Marruecos: Mechas mojadas

Folclore olor a gas y petroleo

Said Jedidi es periodista y escritor, embajador de la paz por el Circulo Universal de Embajadores de la Paz y presidente nacional (Marruecos) de la Asociacipn mundial de escritores en español

 Nadie ni en España ni fuera de ella sabe con exactitud cuánto dilapida la junta militar argelina para crear problemas al gobierno de espina, pero todo el mundo lo sospecha.

Desde una, aunque inepta, inútil y abstractamente rabiosa campaña en las redes sociales hasta quinta columnas, en las que los autodefinidos como “expertos” en asuntos marroquíes, la mayoría de los cuales no siempre fueron anti-marroquíes (sic y re sic) tratan infructuosa y ridículamente de obstaculizar lo que el ministro español del Interior califico de “No debe de preocupar nada porque las relaciones entre ambos países son excepcionales y extraordinarias”.

En efecto, no debe de preocupar nada… entre otras mil razones porque como Fernando Grande-Marlaska lo ha explicado cabal y elocuentemente: «Marruecos es un Estado que coopera con España, es un socio (…) leal y, desde luego, diría que fraternal».

Las relaciones entre España y Marruecos son «tan satisfactorias» y la confianza mutua «tan relevante», precisó el ministro.

Y es que los que “cobran” saben pertinentemente que el Sahara es marroquí no desde el llamado “giro” de España, sino históricamente y que el Reino, un Estado soberano y milenario no ha sido creado en 1973.

Antes de España fue Estados Unidos que no solo la solución más realista y realizable que es la autonomía, sino la marroquinidad de Marruecos sobre la totalidad de sus provincias del Sur, sin que nadie en Estados Unidos hablara de “traiciones” o de “giros”.

Además, y es más que importante, esencial, en la posición soberana de España sobre el Sahara marroquí copo todas las posiciones soberanas no hubo ni contrapartidas ni concesiones.

No siempre se puede pescar en aguas turbias.

@InfoMarruecos

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page