CrónicasEn voz altaFeatured

España/Marruecos: Razones de una crisis

Politica de partido, politica de Estado

 

En España, desde el advenimiento de la democracia en el país, ningún presidente del gobierno, independientemente del color político de su partido, a excepción de Pedro Sánchez ha subestimado la sacro-santa regla de la gobernanza que es: separación de la política del partido de la del Estado.

En materia de política exterior, con Arancha González laya al frente del ministerio de Asuntos… Extraños del país vecino, el país ha ido de tropiezo en tropiezo. Unos más graves que otros, otros más trascendentes que unos como el que sacude actualmente los cimientos de las relaciones entre los dos vecinos construidas, no obstante, por muchos esfuerzos, muchos sacrificios, luchas concesiones y sobre todo mucha clarividencia y mucho pragmatismo.

Desde Adolfo Suarez hasta Mariano Rajoy, pasando por Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar o José Luis Rodríguez zapatero, nunca las relaciones hispano marroquíes por más profunda y, aparentemente grave que sea, han pasado por tan turbulento episodio.

Es normal cuando se sabe que, en política exterior de espina, el Sr. Sánchez no solo ha confundido/confunde entre la política de su partido (PSOE) y la del Estado (español), proclamándose de esta forma presidente de parte de los españoles, sino que ha preferido la opción de los sectores (o aliados) menos realistas y visceralmente anti-marroquíes para realizar lo que, todos los clarividentes españoles han juzgado irrealizable: poner una zancadilla a Marruecos y arrodillarlo.

Resultado: Marruecos está cosechando los primeros frutos de una diplomacia coherencia y de una reacción tan congruente como pragmática.

Marruecos no está solo. Si los responsables españoles de la actual crisis con Marruecos no lo saben, mejor que consulten Google.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page