Cronica desde TindufCrónicasFeatured

España/Sahara marroquí: El MSP: la obsesión del Polisario

Indicios del desmoronamiento de la impostura polisarista

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Uno de los graves defectos del totalitarismo y si no tiene ni base ni referencias históricas ni certificado de nacimiento como el Polisario, es no creer (tolerar) el derecho de discrepar.

De tal palo, tal astilla. La milicia del Polisario no podía ser diferente de su lentor, si no existiría cinco minutos.

Así las cosas, los cursillistas propagandistas de la banda armada creían que los españoles debían mantener los ojos cerrados ante todos los crímenes y forma de ser y de actuar mafiosa del Polisario.

De este modo, más justo, más civilizado y más realista, el Movimientos de los Sahrauies para/por la paz se fue ganando amplios sectores de la sociedad española, lo que en pocos meses ha dado un giro de 180 grados a la situación del Sahara en España.

Ante tan “grave” vuelta de la situación que, de hecho, según todas las evidencias, irá creciendo, como siempre los reproches y las tiradas de las orejas del mentor argelino a los miembros de la cúpula de su milicia del Polisario se han intensificado de manera escandalosa.

“Argelia (y no su Polisario) no tolera disidencias en el seno de su milicia”. Sin embargo es inevitable… la verdad acaba siempre por prevalecer.

Tapar el sol con un tamiz… El MSP avanza, gusta y seduce a propios y extraños, más extraños que propios. Su próximo congreso en Canarias le acordará el irrebatible estatuto de “interlocutor más valido y más firme en la búsqueda de una paz al “problema” argelino del Sahara marroquí.

¡Pánico en Argel, pánico en Tinduf!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page