América LatinaCrónicasFeatured

España y la violación de los DDHH

Declaración

 

En vísperas de que el jefe del frente polisario, acusado de graves crímenes de lesa humanidad comparezca a un tribunal en España, después de haberse comprobado que ingreso a ese país con pasaporte falso y que ha contado para ello con la complicidad de autoridades españolas para rehuir la justicia, es importante reiterar que la violación de los derechos humanos, cualquiera sea el lugar, la persona o las circunstancias, son de enorme gravedad y corresponde a los tribunales de justicia de cada país velar por el cumplimiento de este mandato. No hacerlo, significa no respetar los acuerdos que la inmensa mayoría de países han firmado para proteger estos derechos, entre los que se encuentra España.

Brahim Ghali, jefe del frente Polisario, al ser descubierto con identidad falsa en un centro hospitalario por sus víctimas y una organización de defensa de los derechos humanos, después de estar citado por un tribunal español, debió ser detenido y puesto a disposición de la justicia, lo que desgraciadamente no ha ocurrido.

 Posteriormente y con el claro objeto de distraer la atención del foco principal, como es la acusación por crímenes de lesa humanidad, se ha intentado transformar esta situación en un debate político, en circunstancias que claramente no lo es, puesto que las demandas en contra del jefe Polisario se encuentran con el respaldo de víctimas directas, quienes han sufrido torturas y familiares de personas desaparecidas u otras con más de 10 años padeciendo en cárceles secretas sin ningún tipo de proceso, lo que ocurre en el territorio de Argelia.

En este escenario y al dar España protección a un violador de los derechos humanos y jefe de un movimiento separatista que amenaza la integridad territorial de Marruecos, las relaciones entre ambos países se han visto seriamente amenazadas, concluyendo en una declaración pública del ministerio de relaciones exteriores de este país donde señala que:

“la comparecencia del llamado Ghali confirma lo que Marruecos había dicho desde el principio: España ha recibido en su territorio, de manera intencionada y de forma fraudulenta y oculta, a una persona procesada por la justicia española por denuncias presentadas por víctimas de nacionalidad española y por hechos cometidos en parte en suelo español. Esta comparecencia muestra la verdadera cara del « polisario » representada por un líder que ha cometido crímenes abyectos, que viola, tortura, desprecia los derechos humanos y patrocina actos terroristas”.

La declaración que también puede ser una clase magistral de cómo se deben entender las relaciones entre países amigos, desnuda el fondo del problema, como es el hecho concreto de que España protege a un violador de los derechos humanos que ha cometido “crímenes abyectos”.

Medios cercanos al Polisario, hacen circular en América Latina la versión de que este es un tema político y no de los DDHH y que, por ello, Ghali no será procesado ni encarcelado, lo que, como institución,  nos causa preocupación, puesto que de ser cierto, esto significaría que cualquier criminal, el cualquier lugar del mundo, por razones políticas o vestidas de humanitarias, puede rehuir la justicia, lo que es una clara violación a la carta de Naciones Unidas y a los compromisos contraídos para defender estos derechos.

Derechos Humanos Sin Fronteras expresa su plena solidaridad con los denunciantes y en forma especial con la Asociación Saharaui para la defensa de los Derechos Humanos, ASADEDH, con quienes coordinara actividades futuras para continuar esta lucha por la verdad hasta lograr justicia para las víctimas y sus familiares.

Derechos Humanos Sin Fronteras

Santiago, Mayo 31 de 2021

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page