Buenas noches MarruecosFeatured

España/Marruecos: “Podemos” y no Pueden

La importante relación que mantienen España y Marruecos es indiscutible. Países cercanos geográfica y tácticamente sustentan sus intereses comunes basándose en una cercana cooperación  económica y social y siempre que se da la ocasión, sus gobernantes ensalzan tales relaciones. 

Imrani Idrissi Hamid
Los padres de los actuales monarcas ya mantenían relaciones personales de amistad y se pretende que así siga siendo entre Felipe VI y Mohamed VI.  Ambos países proyectan,  al menos desde su postura oficial, mantener un acercamiento beneficioso para ambas partes.
El jefe de “Podemos” la version espanola de “We can” de Obama
Sin embargo, y ya lo he comentado en varias crónicas, no todos los políticos y cargos públicos españoles honran los acuerdos tácitos que diplomáticamente debieran conocerse y respetarse. Como muestra, la arbitrariedad con que son recibidos miembros del Polisario en diferentes parlamentos regionales españoles, facilitándose la publicidad de asesinos, ladrones y violadores mientras sus víctimas reclaman la justicia que no obtienen o cómo siguen recibiendo subvenciones incluso después de las denuncias de alerta expuestas en la Unión Europea tras comprobarse que las ayudas no llegan sino a los bolsillos de los cabecillas argelinos y su criatura el Polisario.
Y si algún partido destaca por su obcecación en abiertamente enfrentarse al pueblo marroquí es “Podemos”.
El  “progre” movimiento de izquierdas que nace de la indignación y el rechazo al sistema promovido en el 15-M, se perfila como disconforme con Marruecos y todo lo marroquí, aun a sabiendas de la importancia de las relaciones entre ambos países.
Sin embargo, el partido de Pablo Iglesias no responde ante el atropello que supone el secuestro de mujeres españolas en Tinduf, Argelia. “Podemos” se ha mantenido al margen de la lucha de los familiares de los asesinados pescadores y otros civiles a manos del terrorismo del Polisario, acaecidos hace años sobre todo en las aguas canarias y cuyos familiares siguen reclamando la justicia y las ayudas que indignamente reciben sus asesinos. Y más cercano aún, su silencio ante la represión que supone la orden de encarcelar a un cantante por la letra de sus canciones o las penas desorbitadas impuestas a los responsables de una pelea de bar al envolverse con tintes terroristas. Y también mira hacia otro lado al conocerse el asesinato del joven residente en España Brahim Ould Salek Ould Breika, torturado en la cárcel de Eddhibya por el Frente Polisario, por mucho que estos pretendan alegar que la causa de su muerte era por suicidio.
Llenas sus bocas de la defensa de los derechos humanos, como poco resultaba extraña su omisión ante cada uno de estos y otros casos.
Y ante esta chocante postura, las preguntas formuladas parecen encontrar respuesta: “Podemos” ha recibido del gobierno iraní más de 2 millones de euros.
El que sería posteriormente líder de “Podemos” había descubierto el poder mediático de la televisión cuando todavía ejercía como profesor asociado en la Facultad de Políticas de la Universidad Complutense de Madrid y presentaba el programa “La Tuerka” donde eran invitados conocidos tertulianos de distinto ámbito cultural y político.
Cuando le presentaron al empresario del sector audivisual Mahamoud Alizadeh, decidieron poner en marcha el programa “Fort Apache”, en formato de tertulia de carácter político, “donde dar voz a los movimientos populares surgidos contra el capitalismo y los regímenes corruptos respaldados por los Estados Unidos en diferentes partes del mundo” y desde entonces, a comienzos del 2013 y hasta el 2015,  alrededor de 2,4 millones de euros de los fondos recibidos por Alizadeh para Hispan TV y 360 Global Media, a través de varias sociedades instrumentales con sede en Dubái y otros paraísos fiscales como Catar, han ido a las manos de “Podemos”.
“Siempre hay que mandarles el guión y ellos introducen las modificaciones que crean. No pasan una. Y tenemos que respetar su ideología…” expresaba un periodista de Hispan TV, dependiente de la Radiotelevisión Publica de Irán (IRIB)  al comentar que todo debe contar con el beneplácito de Irán y sus ayatolás. 
Al descubrirse la fuente de financiación, Iñigo Errejón, fundador junto a Iglesias y Juan Carlos Monedero del partido político “Podemos” en el 2014, desmentía “Ni Podemos ni sus trabajadores tienen la menor relación con otro país” y salía al paso calificando de “infamias” la posible financiación del partido por parte del régimen de los ayatolás.
Sin embargo, las explicaciones de Pablo Iglesias no tienen reparo en escudarse, “así es la política”:   “La geopolítica es así y no vamos a ser los únicos imbéciles que no hagamos política mientras todo el mundo hace política… Imaginaos lo que podría decir muchos: “Ah, tú eres un traidor, eres un espía, eres un antipatriota, estás permitiendo que los alemanes –que estamos en contra de ellos los bolcheviques-, también que te pongan un tren para llegar a desestabilizar tu país”.  A los alemanes les interesaba poner un tren a Lenin para que desestabilizara Rusia; a los iraníes les interesa que se difunda en América Latina y en España un discurso de izquierdas porque afecta a sus adversarios. ¿Lo aprovechamos o no lo aprovechamos? Para mí, quien haga política tiene que asumir cabalgar contradicciones y nosotros estamos dispuestos a cabalgarlas”.
Y agregaba: “¿Son contradicciones? Por supuesto que sí. Las mujeres que trabajan en Hispan, que presentan programas, tienen que aparecer con un pañuelo que les rodea la cabeza. ¿A mí me gusta eso? No, no me gusta, no me gusta. ¿Eso es un motivo por el cual yo podría permitirme decir: “Ah, ¿pues entonces no trabajamos en esta cadena?”. No, creo que es más efectivo lo que estamos haciendo”.
Enrique Riobóo, propietario de la televisión Canal 33 que alojara el programa “La Tuerka” presentado por Pablo Iglesias, declaraba ante la comisión de financiación de partidos en el Senado, que su ex colaborador y Juan Carlos Monedero “venían con los bolsillos dopados de Irán y Venezuela” y que con ese dinero financiaron a Podemos en las europeas del 2014.  Las investigaciones de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal  (UDEF) sobre esta presunta irregular financiación no han traído aún consecuencias judiciales para Iglesias y su partido, pero lo que queda perfectamente claro es que la ética no mueve tampoco a este partido político. 
El que tildaba como “casta” a los dirigentes del PP y PSOE y a todos aquellos políticos corruptos, delincuentes y mafiosos que se estancaban en su puesto y postura a la hora de gobernar el estado español, se ofrecía para pactar con el PSOE insultado. En mayo de este año Iglesias  ha tenido que enfrentarse también a la escandalosa y cínica compraventa de su chalet de lujo en una de las zonas más “peperas” de Madrid, alejado de su barrio de Vallecas, donde antes aseguraba querer vivir y que le abre la puerta a participar de la “casta” que tanto criticó y que ha motivado la reprobación de una gran parte de sus propios votantes. 
En agosto del 2012  recriminaba a través de un tweet la compra de un apartamento del  que fuera ministro de Economía, Luis de Guindos: “¿Entregarías la política económica del país a quien se gasta 600.000 euros en un ático de lujo? A los seis años, Iglesias y “la primera dama de Podemos”, Irene Montero, hacen lo mismo, pero para él es ahora su derecho.
La falta de coherencia entre sus argumentos y sus actos y la tranquilidad con la que asume que es normal “ser contradictorio” en política es lo que nos quedaba por ver. Ni siquiera queda la vergüenza de ser sorprendido en el desacierto ni la decencia de asumir la culpa.
Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page