Actividad realFeatured

Especial 20 años reinado Mohamed VI: III- Política exterior: La “doctrina del rey Mohammed VI”

La Adecuación de la diplomacia marroqui

Desde hace 6 años hay una hoja de ruta. Ha habido retoques y leves revisiones de copias, pero el esquema principal sigue como lo había pensado el Rey Mohamed VI.

En un mensaje dirigido a la primera reunión de los Embajadores, celebrada en Rabat del 30 de agosto al 1 de septiembre de 2013, el Soberano marroquí estableció las prioridades para la acción de la diplomacia marroquí.

Estas prioridades tienen como objetivo fortalecer el desempeño y consolidar la posición del Reino de Marruecos en la escena internacional.

El Rey Mohammed VI anunció su determinación de elevar la diplomacia marroquí al rango de una diplomacia dinámica y proactiva con objetivos precisos y una comprensión clara de su entorno, y adoptando un enfoque innovador en su trabajo.

Así es como el Soberano marroquí expone los elementos que forman el tejido de lo que podría llamar “Doctrina Rey Mohammed VI” en el campo de la Política Exterior y que son los siguientes:

1 / garantizar una movilización continua para la defensa de la integridad territorial de Marruecos,

2 / frustrar las maniobras de los opositores a la unidad nacional y la integridad territorial de Marruecos

En este contexto, el rey de Marruecos hizo hincapié en el imperativo de frustrar, con toda la firmeza necesaria, las maniobras y los intentos desesperados, basados ​​en la calumnia y la mistificación, llevadas a cabo por los opositores de la unidad nacional y la integridad territorial marroquí.

3 / fortalecer la acción para asegurar la promoción del Sello de calidad de Marruecos que obtiene su fuerza y ​​riqueza de las reformas profundas iniciadas por el Rey Mohammed VI.

Dar a conocer en este contexto, los principales proyectos de desarrollo liderados por el Soberano en todas las áreas, incluido el desarrollo humano, el turismo, el desarrollo sostenible y las energías renovables, además del capital histórico de Marruecos, el país de apertura y tolerancia, y espacio de convivencia e interacción entre culturas y civilizaciones,

4 / Dar prioridad a una diplomacia económica audaz, capaz de movilizar energías para desarrollar asociaciones y atraer inversiones y dar a conocer los activos económicos que posee Marruecos, especialmente en los nichos productivos prometedores.

5 / dar el apoyo y el estímulo necesarios a la diplomacia cultural y dar a conocer el patrimonio civilizacional y cultural de Marruecos,

6 / concretar el compromiso de Marruecos con la construcción de la Unión del Magreb, como una opción estratégica consagrada en la Constitución y trabajar para el surgimiento de una nueva orden del Magreb que trascienda todas las fuentes de desacuerdo

7 / fortalecer las relaciones del Reino de Marruecos con todos los demás hermanos magrebíes,

8 / consolidar nuestros lazos con los países subsaharianos colocándolos en el centro de la agenda diplomática marroquí,

9 / Desarrollar nuestras relaciones bilaterales con los países subsaharianos, haciendo una contribución efectiva a las acciones de la Comunidad de los Estados Sahelo-saharianos, CEN-SAD, y fortalecer nuestras relaciones con las organizaciones subregionales africanas, en particular las organizaciones africanas de África occidental y central,

10 / continuar desempeñando el papel del Reino de Marruecos en el establecimiento de los cimientos de un orden árabe unido e integrado, para reiterar el compromiso del Reino de Marruecos de apoyar las causas árabes e islámicas, lideradas por la causa del pueblo palestino,

11 / desarrollar relaciones privilegiadas con los estados del Consejo de Cooperación del Golfo,

12 / redoblar los esfuerzos para diversificar y consolidar las relaciones de Marruecos con la Unión Europea y todos sus estados miembros, a través de la implementación del estado avanzado que Marruecos obtiene desde 2008,

13 / Continuar la acción con el objetivo de reforzar las relaciones del Reino de Marruecos con los países hermanos y amigos que cuenta en los demás continentes y espacios geográficos, en el marco de una política voluntarista de diversificación y ampliación de nuestra cooperación. internacional,

14 / consolidar la asociación estratégica entre Marruecos y los Estados Unidos de América, gracias a la amistad histórica y la cooperación fructífera entre los dos países,

15 / consolidar las relaciones con otros países en desarrollo, con los cuales Marruecos ha logrado abrir nuevas perspectivas, como los países del Caribe y Oceanía.

 16 / Desarrollar una diplomacia parlamentaria, civil y local activa y redoblar los esfuerzos abriéndose más a estos nuevos actores en la escena externa y alentándolos a ponerse en contacto con sus homólogos en Marruecos.

17 / materializar la solicitud real de alto nivel constante destinada a proteger los intereses de la comunidad marroquí en el extranjero, defender sus logros sociales y legales y mejorar la calidad de los servicios que se le ofrecen.

Esta nueva Doctrina marroquí de política exterior apoya así una visión diplomática integrada y coherente que afirma y consagra la antigua identidad civilizadora de Marruecos.

Una visión que permite aprovechar al máximo la posición geoestratégica privilegiada de Marruecos, estar a la altura de sus constantes inmutables y adaptarse con eficiencia y profesionalidad a un entorno internacional complejo, viviendo al ritmo de los cambios y eventos, tan rápidos como variados.

En conclusión, una doctrina que fijo los parámetros, estableció los retos y desafíos y planteó lo que debía ser y o fue o en una ínfima parte, la política exterior de Marruecos.

 

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close