CrónicasFeaturedVela en la obscuridad

¿ESTÁ LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER GANANDO SU GUERRA? Dr. Mario H. Concha Vergara, PhD. – Docente – Chile –

Tribuna infomarruecos.ma

 

Dr. Mario H. Concha Vergara, Ph.D. – Docente, Chile

Aunque incluso los mejores medicamentos contra el cáncer no ganan mucho tiempo de vida para la mayoría de las personas cuyo cáncer es metastásico, aunque existen raras excepciones: estos son los pacientes cuyos múltiples tumores desaparecen y que permanecen sanos años después.

Sin embargo,  muchos investigadores han descartado durante mucho tiempo a estos « respondedores excepcionales » como valores atípicos inexplicables. Ahora, un esfuerzo por estudiarlos sistemáticamente está produciendo datos que podrían ayudar a mejorar los tratamientos contra el cáncer, según plantea un par de revistas científicas.

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE. UU., examinó el ADN de los tumores y las células inmunitarias que se encuentran alrededor o dentro de esos cánceres en 111 respondedores excepcionales. Encontraron, los científicos en 26 de los pacientes cambios genómicos en los tumores o pistas inmunes que pueden explicar por qué un fármaco que no funcionó para la mayoría de las personas redujo los tumores de los respondedores durante meses o años.

En algunos de los  casos la combinación de ciertos medicamentos podría producir mejores resultados. Los hallazgos muestran que vale la pena examinar a estos pocos afortunados, dice Dale Garsed del Centro de Cáncer Peter MacCallum en Australia. Pues, según él esto  « abre nuevas vías para el tratamiento de cánceres comparables en la población en general ».

En 2014 el ex director del NCI que lanzó la iniciativa está igualmente emocionado. Por otra parte, dice el biólogo oncológico Harold Varmus de Weill Cornell Medicine, que no trabajó en el estudio en sí. “Es gratificante ver tanta información novedosa de esta encuesta inicial de pacientes con cáncer a quienes les ha ido inesperadamente bien con las terapias existentes”, Los resultados son « complejos », señala, pero « promueven hipótesis únicas » y subrayan el valor de realizar pruebas genómicas de los tumores de los pacientes para personalizar los tratamientos.

Se supo que Varmus se inspiró en parte en una paciente con cáncer de vejiga que respondió a un fármaco generalmente mediocre debido a ciertas mutaciones en su tumor. Se nos informó que de más de quinientos casos presentados por investigadores clínicos, el Instituto Nacional del Cáncer seleccionó aquellos que se ajustaban a algunos criterios específicos: los tumores del paciente se redujeron o desaparecieron en respuesta a un medicamento que funcionó para menos del 10% de los pacientes en general en un ensayo clínico. O el paciente tuvo una respuesta que duró al menos tres veces más que la de un paciente típico.

Otro equipo, dirigido por Louis Staudt y Percy Ivy del NCI redujo aún más la lista de pacientes a aquellos que tenían suficientes datos médicos y muestras de tumores con ADN intacto Analizó  111 casos con una batería de análisis genómicos y pruebas de células inmunitarias en los tumores y en el ámbito de ellos.

“En 26 casos, los datos parecían explicar la respuesta excepcional del paciente. Por ejemplo, un paciente con cáncer de cerebro que aún estaba vivo después de más de 10 años había recibido un medicamento de quimioterapia llamado temozolomida que mata las células tumorales al dañar su ADN”. El tumor del paciente tenía cambios genómicos que paralizaron dos vías de reparación. Un paciente con cáncer de colon que estuvo en remisión durante casi 4 años después del tratamiento con temozolomida tuvo dos cambios que paralizaron las vías de reparación del ADN y recibió un segundo fármaco experimental que bloqueó un tercero. “Todos los sistemas de respaldo que hubieran revertido el daño fueron desactivados” en esta persona, dice Staudt.

Estos resultados sugieren que tratar a algunos pacientes con un cóctel de medicamentos, cada uno bloqueando diferentes vías de reparación del ADN, podría ser útil, dice Ivy. Esto no dejas de ser cierto; acá en Chile hemos sido testigos de dos pacientes cuyos cánceres declarados terminales, después de ser operados uno de cáncer a la próstata ha sobrevivido con un tratamiento por 14 años con un cóctel de medicamentos; y el otro de cáncer a los pulmones sobrevivió por cuatro años.

Dos pacientes que habían recibido quimioterapia por cáncer de recto y cáncer de vías biliares tenían mutaciones tumorales inesperadas: estaban en los genes BRCA, (cáncer de mama). Las mutaciones de BRCA es un gen supresor de tumores humano, que regula el ciclo celular y evita la proliferación incontrolada.    también debilitan la reparación del ADN, lo que hace que los tumores sean vulnerables a la quimioterapia.

Hubo casos, en que los tumores se redujeron después de que los pacientes recibieron un medicamento que bloquea una proteína que impulsa el crecimiento celular. El doctor IVY dijo que  “Los tumores tenían cambios en el ADN que estimularon una alta actividad del gen de la proteína, lo que hizo que las células tumorales fueran altamente dependientes de la señal de crecimiento; como resultado, la droga funcionó excepcionalmente bien”.

El colega de IVY, el doctor Staudt dice que en otros respondedores excepcionales, sus tumores se infiltraron con niveles inusualmente altos de ciertas células inmunes. Esto sugiere que sus sistemas inmunológicos estaban preparados para atacar y destruir tumores una vez que un medicamento contra el cáncer comenzó a matar algunas células.

Estos hallazgos sugieren que los pacientes debería exigir que se analicen sus tumores con pruebas genómicas para que los médicos puedan seleccionar los medicamentos adecuados. A pesar de esto los tumores y sus resultados aún pueden ser difíciles de interpretar: pues muchos tenían combinaciones de mutaciones y cambios en las células inmunitarias, según encontraron los autores del NCI.

El equipo del NCI no pudo resolver 85 casos, según Staudt la evidencia molecular no fue lo suficientemente sólida como para sacar conclusiones. Están colocando los datos de los 111 pacientes en una base de datos en línea del NCI para que otros investigadores puedan estudiarlos y buscar casos similares. “Quizás nos perdimos algo”, informó Staudt.

En Estados Unidos y Canadá, Europa y Australia se han lanzado proyectos de respuesta similares, y los investigadores del NCI esperan que algunos de estos esfuerzos puedan poner en común sus datos. A Staudt le gustaría ver un estudio de al menos 1000 pacientes. “Estos son acertijos que deben resolverse”, dice. « Creo que nos enseñan algo ». En otras palabras podríamos esperar que la remisión del cáncer esté, realmente, a la vuelta de la esquina, después de tantos años de lucha por erradicar este mal.

 

E-mail: conchamh@gmail.com

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page