CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

Está lloviendo: ¡Qué pena, tanta agua dilapidada!

Idea...

Hace poco, indicábamos en esta rúbrica que algunos países, como el nuestro, objeto de crónicas sequias, se han visto obligados a aprovechar el agua de la lluvia… cuando llueve.

De esta forma, han ordenado sus alcantarillados para que el agua de la lluvia en las calles y carreteras vaya a un depósito para su reciclaje y posterior explotación.

Una óptima explotación de agua de la lluvia que sirve durante la avaricia hídrica.

Aquí en Marruecos es mucha agua de la lluvia que va a parar al mar o a los ríos. Nadie, hasta ahora, ha pensado en un remedio para evitarlo y aprovechar esta agua bendita que pueda servir a múltiples usos, especialmente riego.

Caudales de agua de lluvia se desperdician hoy en lo que parece una triste y contra productiva dilapidación de un valioso líquido, base y razón de la vida.

Jihane.jedidi02@gmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page