CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

Está lloviendo y nevando: ¿Y qué?, me dirán…

Como otros y como debe ser

No respondo porque no hay respuesta para una profana en  la materia como servidora. Me limito a comentar lo que decía ayer “mi peluquero y yo”.

En un país, donde la posición geográfica le sitúa en una zona de sequía crónica, cuando llueve abundantemente como hace semanas, está tajante e inmoralmente desperdiciar el agua del cielo…

¿Cómo? Esta vez sí que hay respuesta: procediendo a lo que llegaría a ser una revolución del alcantarillado en las ciudades del país en el que el agua de la lluvia se dirija hacia otro destino que el mar, rio o fosas sépticas para su posterior reciclaje, aprovechamiento y uso en distintos dominios y sectores, especialmente en el friego.

No. No lo imagino yo. Muchas ciudades andaluzas (España) han hecho la experiencia y la inversión. Los resultados son simple y racionalmente impresionantes.

¿Por qué no nosotros? ¡Digo yo!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page