Antes de olvidarCrónicasFeatured

Este extraño mundo en que vivimos: Los que temen y no respetan

Saber donde pisar...

Corea del Norte anunció ayer haber realizado una “prueba muy importante” desde su sitio de lanzamiento de satélites Sohae, rodeado de misterio, pero significativo del estancamiento en las negociaciones nucleares entre Pyongyang y Washington.

El resultado de esta prueba, según un portavoz de la presidencia norcoreana, tendrá un “efecto importante” al cambiar el “estado estratégico” de Corea del Norte.

Inmediatamente después del anuncio, en una de sus, difícilmente comprensibles reacciones epilépticas, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, felicitó una vez más a la prensa en Washington por su “muy buena relación” con el líder norcoreano Kim Jong Un a quien ha calificado “meritoriamente de “inteligente”.

“Inteligente” porque el máximo dirigente norcoreano parece tener un sobrenatural presentimiento de disuasión y, más exactamente, como se debe tratar con Trump.

Corea del Norte no es Siria ni Irak. No es siquiera Irán. Exige respeto y temor y los obtiene. “Un nuevo imperio rojo” que nace y se desarrolla ante las propias narices de la administración americana.

¿Y qué puede hacer el pobre Trump, sino hablar de amistades y evocar felicitaciones? Con el camarada Kim Jong Un se debe ir con mucho cuidado, sino…

¡Qué mundo…!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page