FeaturedLas cosas lo que son

Este mundo: Difícil con Trump…

Por y para la paz

 A pesar de que es elemental, nadie se atrevería a predecir el futuro, si siquiera cercano con un presidente como Donald Trump.

El hombre, aunque no lo parezca, es el primer mandatario de la primera potencia mundial. El Big Brather o, por lo menos, lo debía ser y no loe fue ni lo es. Palos a diestro y siniestro… palos con o sin motivo… palos a los que lo merecen y los que no lo merecen. El hombre ha hecho de la violación y de la provocación su deontología personal y el sello de calidad de su administración.

Con él desapareció la distensión, la solidaridad, el apoyo a las causas justas y al respeto e las decisiones del organismo mundial. En una palabra: con él desapareció la paz.

Sin embargo, nuestro mundo necesita más comprensión, más tolerancia, menos guerras económicas y menos sanciones.

Nuestro mundo necesita urgentemente mandatarios sinceros, honestos y, de ser posible, humanos.

¿Es mucho pedir?

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer