CrónicasEn voz altaFeatured

  Estrés hídrico: “Del agua Hemos Hecho del agua todo ser viviente” (Corán)

Conciencia/Inconciencia

Said Jedidi es periodista y escritor, Embajador de la Paz del Circulo Universal de Embajadores de la Paz y Presidente nacional de la Union Internacional de escritores en castellano, director de infomarruecos.ma/conacentomarroqui.blogspot

Mi hija (y colega) Jihane Jedidi ha puesto el dedo en la llaga al evocar el, quizás más acuciante problema actualmente en Marruecos y en el mundo.

La mayoría de los países del mundo están siendo castigados por una escasez de lluvia cuando no, en algunos, implacable sequía. Nuestra vecina del norte, España, Francia y desde ayer Holanda que declara “oficialmente” la sequía en el país.

Aquí en Marruecos ha llovido poco y tarde, lo que ha provocado un inquietante nivel de las presas del Reino y de las aguas subterráneas.

En Casablanca, por ejemplo, para garantizar el derecho al agua y el uso racional y sostenible de este bien vital, la Comuna de esta capital económica ha instado a la población local a hacer un uso óptimo de los recursos hídricos disponibles y a recurrir a todos los medios para no malgastarlos. y aguas subterráneas.

De tal modo que esta comuna de Casablanca ha decidido, a partir de anteayer, miércoles 3 de agosto de 2022, prohibir todas las acciones que conduzcan al despilfarro de agua, en particular el riego, durante el día, de los espacios verdes públicos y privados, el lavado de vehículos y máquinas con agua potable o con agua a presión, así como la limpieza con agua de avenidas, calles, espacios públicos, urbanizaciones y comercios de la ciudad, precisa la comuna en un comunicado.

La Comuna advierte que cualquier acto contrario a la economía en el uso del agua será sancionado en aplicación de las disposiciones legales y procedimientos vigentes en la materia.

En el resto de Marruecos, en algunas provincias más que otras, el rigor en la gestión de los recursos hídricos y en su economía se han convertido, de repente, en una prioridad.

Como los problemas de energía o de alimentación que provoca la inconciencia humana, el cambio climático y el recalentamiento de la tierra son asimismo obras de esta misma humanidad. Un suicidio lento pero inevitable sin una sincera cooperación internacional y sin una “pausa” en sus horribles obras como la guerra, las venganzas, la autosugestión, las miras expansionistas y hegemónicas y el odio del prójimo.

@InfoMarruecos

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page