CrónicasEn voz altaFeatured

Fórum Canario Saharaui: rigor jurídico hacia Ghali en España

COMUNICADO DE PRENSA DEL FÓRUM CANARIO

Foro-canario-sahraui

El Fórum Canario Saharaui exige mayor rigor jurídico hacia Ghali en España, tras el reconocimiento oficial por parte del Polisario de violaciones de DDHH contra su propia población.

En relación a las últimas informaciones vertidas en las últimas semanas en relación a la persona de Brahim Ghali, su polémica estancia en Logroño, su relación con las causas judiciales de diversa índole abiertas en España y otras cuestiones relacionadas, desde el Fórum Canario Saharaui manifestamos lo siguiente:

Aplaudimos la noticia de hace escasas fechas donde se acordó la petición de una comisión rogatoria a Argelia por parte de Rafael Lasala —titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, donde se sigue esta causa— para esclarecer quién falsificó la documentación con la que el líder polisario se registró en el hospital de Logroño para tratar una neumonía causada por el Covid, en una posible comisión de delitos de prevaricación y falsedad documental. Todo ello con objeto de saber si la fotocopia del pasaporte que se presentó en el centro hospitalario se corresponde en su forma con pasaporte expedido por las autoridades argelinas de manera regular. En definitiva, saber si les consta como cierta la identidad de la persona que ahí se identifica, Mohamed Benbatouche.

Esto es importante, entre otras cuestiones, por cuanto hay que recordar que: en la Audiencia Nacional llevaba años abierta una causa por delitos de genocidio, torturas y detención ilegal, que apenas un mes antes de su llegada se le había intentado localizar sin éxito con la complicidad de las autoridades argelinas, y que anteriormente se había enviado sin éxito otra comisión rogatoria a la propia Argelia con objeto de identificar a los querellados de dicha causa, y que incluía un cuantioso pliego de 30 preguntas.

Obviamente no esperamos un resultado positivo de esta nueva comisión rogatoria para la identificación de Ghali a su llegada a Logroño, ya que Argelia metió en un cajón e ignoró sine die la primera comisión rogatoria antes mencionada, incumpliendo así repetidamente el Convenio de asistencia judicial en materia penal entre España y Argelia, suscrito el 7 de octubre de 2002. Pero entendemos que es de alabar la perseverancia y paciencia del juez Lasala en esta causa, así como la del abogado que ejerce la acusación popular, Antonio Urdiales, reconduciendo la investigación al esclarecimiento de la posible comisión de delitos de prevaricación y falsedad documental, tras soportar constantes presiones de abogacía del estado, y después de que la Audiencia Provincial de Zaragoza exculpase arbitrariamente de la causa a la exministra de Exteriores Arancha González Laya.

En cualquier caso, en referencia a Brahim Ghali, son cada vez muchas más las sombras que se ciernen sobre este personaje a lo largo de la historia. De hecho, y tras más de 15 años denunciándolo desde este Fórum Canario Saharaui, ha sido el propio Frente Polisario hace unos días el que ha reconocido numerosos casos de represión interna y múltiples violaciones de Derechos Humanos durante prácticamente toda su existencia. Fue el propio Ghali, en su discurso con motivo de la nacionalidad saharaui, quien anunció por primera vez en su historia (eso sí, algo eufemísticamente) ‘reparaciones a las víctimas de errores y abusos del pasado’. Un proceso institucional para reconocer, por vez primera en 50 años, la comisión de crímenes de lesa humanidad en los campamentos argelinos de Tinduf contra su propia población disidente. Una declaración que no por casualidad llega tras las críticas de los jóvenes saharauis en Tinduf, que días antes denunciaron públicamente a sus propios dirigentes en los medios oficiales del Polisario (algo inédito), reclamando una “necesaria renovación generacional por desconfianza hacia el liderazgo polisario debido a sus conductas irresponsables y perjudiciales”.

Creemos que estas son noticias de suficiente calado como para no haber pasado sospechosamente desapercibidas en la mayora de medios españoles, como así ha sido. Especialmente por los habituales voceros del Polisario en España, que día tras día no solo lo negaban y defendían a sus autores, sino que se mofaban de aquellos que denunciábamos estos hechos. ¿Dónde se han metido ahora estos portavoces oficiosos del Polisario en España que tanto critican este tipo de sucesos cuando van en una dirección? Ni están ni se les espera. Solo tienen ojos y oídos para estas cosas cuando atienden a sus intereses, que suelen coincidir con los de Argelia, huelga decir los motivos. De hecho, uno de sus máximos exponentes se encontraba en los campamentos de enviado especial para su medio cuando saltó esta noticia. Pero seguimos igual, sin noticias de Francisco.

Según diversas fuentes, los presos políticos fallecidos y torturados en procesos de encarcelamiento sumarísimos reconocidos ahora por el Polisario podrían alcanzar los 350, todos de origen saharaui, aunque se estima que sea una cifra muy a la baja. Sobran las palabras. Con este reconocimiento del Polisario, se demuestra algo que afirmamos en uno de nuestros anteriores comunicados cuando se archivó alguna de las causas contra Ghali y afloraron titulares grandilocuentes a su favor: “que la justicia española, de momento, no haya querido ver más allá en estos casos, no quiere decir que no hayan ocurrido o que el susodicho Brahim Ghali no esté implicado”.

En ese sentido, desde este Fórum apoyamos la reciente petición de la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH), impulsora de una de las querellas ante la Audiencia Nacional contra Ghali, donde solicita a la Fiscalía General del Estado tomar nota en el proceso ahora abierto en el Tribunal Supremo sobre las violaciones sistemáticas llevadas a cabo en los campamentos del Polisario en Argelia. Todo esto ocurre ahora tras el archivo de dicha querella de ASADEDH por parte del Juez Pedraz, tras aquel tibio e infame interrogatorio telemático que se le brindó a Ghali mientras estuvo ingresado en el Hospital San Pedro de Logroño. Por tanto, este juez tiene ahora la oportunidad de enmendar aquel error en unos días, el 24 de octubre, ya que tomará declaración a Abba Bouzeid, testigo de las torturas que el activista saharaui Fadel Breica habría sufrido a manos del Frente Polisario por órdenes del propio Ghali, en la otra causa que aún permanece abierta en la Audiencia Nacional. Esperemos que esta vez, a la vista de la reciente declaración del Polisario, se lo tome con más seriedad y rigor.

Por último, queremos resaltar nuestra participación la pasada semana en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, en la IV Comisión: Política especial y de Descolonización, donde en la intervención de nuestro Vicepresidente, Ignacio Ortiz, denunciamos algunos de los hechos anteriormente relatados en este comunicado en lo que a violaciones de DDHH se refiere por parte del Polisario en general, y de Brahim Ghali en particular. Tanto hacia población saharaui, como hacia españoles militares y civiles en la tristemente célebre ‘década negra’ con los ya conocidos ataques a pescadores y trabajadores españoles en la zona durante los años 70 y 80. En ese sentido, también enviamos desde nuestra asociación durante nuestra estancia en Nueva York, una misiva dirigida al Presidente del Consejo de Seguridad denunciado estos hechos, así como recalcando la necesidad de una pronta solución a este problema desde una perspectiva pragmática y realista.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page