CrónicasDeportesFeaturedFin de Trayecto

Franz Beckenbauer, “El Káiser”, una leyenda del fútbol que deja un legado imborrable

Necrología

Hoy, el fútbol mundial lamenta la pérdida de Franz Beckenbauer, conocido cariñosamente como “El Káiser”, quien falleció a los 78 años tras una prolongada batalla contra una enfermedad que lo mantuvo alejado de la vida pública en los últimos meses.

Nacido en Múnich en 1945, Beckenbauer se erige como uno de los más destacados futbolistas de la historia, reconocido como un histórico líbero que dejó una marca imborrable en el deporte rey. Su legado incluye la conquista de la Copa del Mundo como jugador en 1974 y como seleccionador en 1990. Además, se llevó consigo una Eurocopa en 1972, tres Copas de Europa consecutivas (1974-1977) y dos prestigiosos Balones de Oro en 1972 y 1976.

Beckenbauer, que compartió el Olimpo del fútbol con leyendas como Diego Armando Maradona, Pelé, Cruyff, Eusebio, Di Stefano y Puskas, dejó una huella indeleble en el mundo del balompié. Su carrera como futbolista abarcó desde su debut con el Bayern en 1964 hasta su retiro con el New York Cosmos en 1983.

El “Káiser” fue el arquitecto de la grandeza del Bayern, liderando un equipo legendario con Gerd Müller, Uli Hoeneß y Sepp Maier, marcando el inicio de la hegemonía bávara en la Bundesliga. Antes de su llegada, el Bayern había ganado apenas dos Bundesligas, pero bajo su liderazgo, alcanzaron nuevas alturas.

« Franz Beckenbauer no miraba el balón, sino que lo percibía con el pie », una descripción que destaca su genialidad y visión únicas, según lo expresó Schwarzenbeck.

En Estados Unidos, cerró su carrera de manera icónica junto a Pelé, formando parte del legendario equipo del New York Cosmos que conquistó tres campeonatos. Su palmarés incluye cinco Bundesligas, cuatro copas, una Recopa de Europa, tres Copas de Europa consecutivas y una Copa Intercontinental. Además, su contribución a la selección alemana incluye una Eurocopa y el título mundial de 1974, cuando lideró al equipo como capitán en su propia tierra, en Múnich.

Franz Beckenbauer no solo fue un futbolista extraordinario, sino un ícono que inspiró generaciones y dejó una marca imborrable en la historia del deporte más hermoso del mundo. Su legado vivirá eternamente en los corazones de los aficionados y en la memoria colectiva del fútbol mundial. Descansa en paz, « El Káiser ».

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page